SuperHandball Magazine en MLA
SUPERENTREVISTA A VALENTINA KOGAN 10/7/2007

"Si logramos ser regulares, muchos se pueden sorprender"

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano Emanuel Giliberti

En este año con una agenda muy cargada, la Selección femenina tiene en el horizonte más cercano la cita que figura con resaltador en su calendario internacional 07: los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro. Después de una semana de concentración y con entrenamientos en doble turno en el CeNARD, el equipo que conduce Daniel Zeballos ya esta a punto para afrontar esta complicada, pero no imposible, empresa cuyo fecha de inició esta pautada para el viernes 13 cuando debute ante Puerto Rico por el Grupo A a las 14 horas.

Valentina Kogan es una de las referentes de este plantel que ya esta en la ciudad carioca con el objetivo de, como mínimo, repetir la medalla de plata que Argentina ganó por primera vez en Santo Domingo 2003. En una entrevista exclusiva con Superhandball, la arquera de Sedalo habla de todos los temas relacionados con el conjunto nacional.

SH - ¿Qué conclusiones sacaron de lo que fue la actuación en el torneo Panamericano de la República Dominicana?

VK - Lo que nos habíamos planteado con el cuerpo técnico se cumplió: ganar nuestro grupo y mantener la medalla de plata. Si se profundiza un poco más, todavía hay un montón de cosas para mejorar, que tal vez hubieran hecho que alcancemos los objetivos de otra forma, pero en líneas generales lo que nos propusimos lo cumplimos y eso es un muy buen comienzo.

SH - ¿Qué fue lo mejor y lo peor que hizo el equipo dentro de la cancha en el Panamericano?

VK - El torneo no fue fácil. Todos los rivales con los que nos enfrentamos han mejorado mucho desde la última vez que jugamos con ellos. Por esa razón creo que lo mejor de Argentina fue poder resolver cada partido. Por otro lado, fuimos muy irregulares. Tuvimos momentos de juego colectivo espectaculares y momentos llenos de fallas técnicas y pérdidas de balón como consecuencia de nuestro desconcierto en ataque. Todavía tenemos esa dualidad que nos impide jugar todo un partido de igual a igual con Brasil. Por ejemplo, en los primeros 25 minutos de la final, estábamos empatadas en 6. En la última parte nos meten un parcial de 6-0. Cuando podamos ser más regulares las brasileras van a sufrir mucho con nosotras. Tenemos con que hacerlo.

SH - ¿Es una ventaja o una desventaja que los Juegos Panamericanos y el Panamericano estén tan cerca uno del otro?

VK - Puedo pensar en muchas ventajas y en otras tantas desventajas, pero la verdad creo que no tiene sentido determinar si es positivo o negativo. El cuerpo técnico y las jugadoras sabemos como es el calendario desde el año pasado y los entrenamientos y la mente se planifica en función de eso. Sólo puedo pensar en lo positivo, venimos con información reciente sobre los rivales, estamos ya muy enchufadas en ritmo de torneos y tenemos práctica internacional reciente encima.

SH - En relación a los Juegos Panamericanos de 2003, ¿en qué aspecto creció más el equipo?

VK - Es un equipo totalmente diferente, sólo quedamos 3 jugadoras del 2003 (NdR: las otras dos son Bibiana Ferrea y Cynthia Basile). Creo que el equipo de 2003 era excelente, con muy buenas jugadoras. En este equipo también las hay. Existe una buena combinación de jugadoras jóvenes experimentadas y jugadoras menos jóvenes con mucha trayectoria también. El cuerpo técnico con el paso del tiempo también definió más claramente su idea táctica y supo transmitirlo a un equipo que pudo absorber toda esa información.

SH - ¿En dónde están las diferencias más importantes con las brasileñas?

VK - Individualmente son superiores a nosotras en todos los puestos. En cuanto al juego, su potencial se basa en aprovechar los errores técnicos de sus adversarios y justamente en los partidos contra ellas ahí nos sacan diferencias. En el juego posicional estamos parejas, pero cuando nosotras comenzamos a equivocarnos no te perdonan. Además, tienen un contraataque muy desarrollado como para aprovecharlo eficientemente. Repito, si logramos ser regulares, muchos se pueden sorprender.

SH - ¿El tener escaso roce internacional es una de las barreras más importantes que tienen para aspirar a algo más?

VK - Y… ese es todo un tema. Tenemos que esperar 2 años para jugar contra selecciones europeas en un Mundial y con suerte una vez por año jugamos con Brasil. Es la historia del huevo y la gallina, si te va bien te dan más plata y podes hacer más viajes, pero si no te dan más plata no haces más viajes y no podes mejorar. En algún lado se tiene que hacer el corte. Creo que bastante conseguimos con tan poco roce internacional. El fruto de nuestro esfuerzo se va plasmando en resultados y poco a poco también vamos a conseguir invitaciones a torneos o posibilidades de jugar más amistosos. Algunas cosas ya llegaron, pero estoy segura que hay más por llegar.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados