SuperHandball Magazine en MLA
LIGA DE HONOR CABALLEROS 31/10/2011

Balle y River se meten en pelea

Enviar Artículoenviar artículo

I. Juliano - ignacio.juliano@superhandball.com.ar

El Clausura Metropolitano comienza a ponerse al día de cara a las últimas fechas del campeonato. Este sábado se llevaron a cabo tres partidos postergados de la jornada siete que dejaron a dos equipos como escoltas de Ward: Ballester y River. Por su parte, Quilmes ganó su compromiso y, luego de un mal arranque, sueña con una clasificación al Super-4.

Quedó a tiro

En José León Suárez, Ballester le ganó a Unlu de forma categórica y se puso a cinco puntos de Ward con un partido menos. De todas formas, antes de que comiencen las acciones, la histórica clasificación a Londres 2012 se trasladó a San Martín, ya que el club le rindió homenaje a sus Gladiadores entregándole una plaqueta a Andrés Kogovsek y otra a Diego y Sebastian Simonet, recibida por su hermano Pablo.

Distinciones de lado, sonó el pitazo del árbitro y empezó el juego. Si bien Ballester comenzó 4 a 3 abajo, presentó una defensa 5-1 que complicó a los de San Fernando desde el inicio. Ante la poca efectividad de su rival, los de rojo subieron la pelota rápido y comenzaron a lograr la
ventaja en los primeros minutos con un trabajo sólido de Mariano Canepa y Pablo Simonet, quien destacó la clave del encuentro: “Fue importante sacar la diferencia en el primer tiempo para aprovechar y cuidarnos en el segundo”.

Por el lado de Unlu, Guido Ricobelli y Agustin Farias mantenían a su equipo cerca en el marcador, pero no pudieron hacer nada ante la eficacia de Ballester. 14 a 10 al entretiempo.

En la segunda etapa, el trámite del partido siguió igual. Los de Hernán Siso no mostraban ninguna grieta en defensa, contando con un buen trabajo de Canepa, Lucas Acetti y Matias Scovenna, y continuaban siendo contundentes de contra. A su vez, cuando sus dos arqueros fueron exigidos, ambos respondieron.

Ya con nueve goles de ventaja en los primeros 10 minutos, Ballester movió el banco y le dio minutos a todos sus hombres menos a Ignacio Filipuzzi y Julian Souto Cueto, quienes no  jugaron por lesión. En cambio Unlu dejó en evidencia su déficit en este rubro. “Ellos tienen un banco largo, nosotros estamos medio acotados en ese tema. Ballester fue más y jugó parejo todo el partido”, confesó Ricobelli.

El rojo fue el protagonista total del partido. Unlu no era efectivo en ataque, incluso con superioridad numérica, y los de Hernán Siso seguían manteniendo la diferencia a través de la contra. 30 a 19 final para un Ballester que quedó a tiro.

Regreso triunfal

Tras casi un mes de inactividad, River regresó al torneo con una victoria. El conjunto de Pablo Sznitowski le ganó a Mitre por 36 a 35 y con este triunfo se ubica en la segunda posición del campeonato junto a Ballester, ambos con un partido menos.

El sábado en Cedem, donde los de San Martín hicieron de locales, el millonario comenzó arriba en el marcador contando con un Francisco Schiaffino certero desde el pivot. Sin embargo, el equipo dirigido por Daniel Betti hizo uso de una defensa profunda que molestó lo suficiente a la ofensiva de River para emparejar el encuentro e irse al descanso con tres goles de ventaja, 18 a 15. Ante la ausencia de Franco Del Zotto, quien no jugó por estar de viaje, Mariano Castro y Juan Mendonca se encargaron de manejar los hilos del ataque ferroviario.

Mitre logró hacerle 18 tantos a River en los primeros 30 minutos, poco menos de la cantidad total que recibe en todo un partido. Dato que toma aún más relevancia sabiendo que el millonario es el equipo con menos goles en contra en el torneo.

“No parecía un partido de handball. Hubo muchos goles, todos corríamos por todas partes”, remarcó Juan Ojea, central de River, quien luego resaltó: “Fue un encuentro complicadísimo. Nos pusieron marca personal y no le encontrábamos la vuelta. En el segundo tiempo entró Pablo (Portela), ajustamos la defensa y saliendo de contra empezamos a mejorar y lo pudimos dar vuelta”.

Al haberse jugado en Cedem, una cancha de espacio reducido, a los jugadores millonarios les costó desmarcarse ante el planteo del rival, aunque también los favoreció para poder correr los 60 minutos frente a Mitre, equipo que muerde de principio a fin en todos los sectores. De todas formas, sí hubo un factor que sufrieron ambos conjuntos, las dos partes resaltaron el estado de la cancha a la hora de poder hacer pie, ya que hubo resbalones durante todo el partido.

Con el ingreso de Portela en la segunda etapa, River comenzó a controlar a Castro y, desde una buena defensa, empezó a achicar la diferencia. El sábado frente a Mitre hubo un solo campeón panamericano en cancha, ya que Cristian Plati no formó parte de la partida debido a un tema familiar.

En los últimos minutos, Mitre perdió efectividad en ataque y sufrió varias exclusiones, por la intensidad de su marca, que lo terminaron perjudicando para cerrar el partido. Faltando 30 segundos se encontraba un gol abajo. Tuvo la pelota del empate, pero no encontró el arco rival. Triunfo espinoso para River que quedó a cinco puntos de Ward.

Quilmes sale del fondo y empieza a soñar

El partido restante del sábado se lo llevó Quilmes. El conjunto de Cristian Gull volvió a sumar de a tres y se coloca noveno en el campeonato a un punto del cuarto: Polvorines, equipo al que venció este fin de semana como local por 34 a 31.

El trámite del partido comenzó con ambos equipos marcando de manera floja, sin demasiada determinación. Por el lado de la visita, Polvorines no contó con los servicios de Damián Migueles desde la primera línea, ya que el zurdo sufriría un desgarro luego del trajín panamericano.

Los primeros 30 minutos resultaron favorables para el equipo de Roberto Casuso, que se fue al entretiempo 17 a 16. En la segunda mitad, la historia comenzó a cambiar recién a 10’ del final, donde perdiendo por dos goles, Quilmes mejoró la defensa y se apoyó en buenas atajadas de su arquero Javier Zago y en un Mariano Torres encendido en ataque.

“No marcamos muy bien, ellos tampoco. Fue un partido gol a gol que lo terminamos ganando porque mejoramos en defensa en los últimos minutos”, reconoció Crisitan Gull, quien luego afirmó: “Tenemos en mente una posible clasificación al Super-4, pero también queremos lograr la clasificación al Nacional del año que viene. En ese sentido estamos a un punto de Ballester y a dos de Ferro”.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados