SuperHandball Magazine en MLA
Alemania/Dinamarca 2019 7/11/2018

Cadenas: "Si jugamos como en Groenlandia podemos clasificarnos"

Enviar Artículoenviar artículo

Román Bravo y Juan Manuel García

A poco más de 2 meses para el inicio del Mundial de Alemania/Dinamarca, Manolo Cadenas charló en exclusiva con Superhandball de varios temas: su balance de la concentración en Montpellier, defectos y virtudes del equipo, cómo llega Diego Simonet a la cita mundialista, la lista de 16 y su futuro después de la competencia.
 
Parece que falta mucho, pero 2 meses pasan en un abrir y cerrar de ojos. El Mundial de Alemania/Dinamarca está a la vuelta de la esquina y la selección argentina se prepara, con la ilusión de poder tener un gran rendimiento, que le permita mejorar el 12° puesto, obtenido en Suecia 2011, la mejor ubicación histórica. Quien estará al frente del plantel será Manolo Cadenas que, tras cosechar una medalla plateada en los Juegos Sudamericanos en Cochabamba y una dorada en el Panamericano de Nuuk (Groenlandia), buscará sumar nuevos logros a su palmarés con la celeste y blanca.
 
Desde Brest, el entrenador español charló en exclusiva con Superhandball y empezó a palpitar lo que será la participación de los Gladiadores en el Mundial, en la cual compartirá grupo con Suecia, Hungría, Qatar, Egipto y Angola. El actual técnico del Meshkov Brest bielorruso hizo un balance de la concentración por Montpellier, habló de los defectos y virtudes que hoy tiene la selección, de la lesión de Diego Simonet, de cómo llegará a enero, su presente en Europa, la lista de los 16 que representarán a nuestro país y su futuro después del torneo ¿seguirá hasta los Juegos Panamericanos de Lima 2019?
 
- ¿Qué balance hace de lo que fue la gira por Francia?
- Lo ideal siempre es jugar partidos internaciones y más cuando vas introduciendo nuevos jugadores en la experiencia internacional, creo que es lo mejor de todo. Como no había oportunidad, el estar en un club de balonmano como Montpellier, con una serie de circunstancias, como el estar entrenando y jugando en conjunto con el campeón de Europa, con (Patrice) Canayer como entrenador, con Diego (Simonet) como anfitrión, era un lugar ideal donde estuvimos muy a gusto. Aprovechamos para repasar nuestra filosofía de juego, para jugar 2 amistosos y para probar algún jugador nuevo, como en este caso James (Parker) en el lateral y Fabrizio (Casanova). Una pena que no haya sido por más tiempo, pero fue positivo y todos los jugadores acuden como siempre, como sucede siempre con la selección argentina, con ganas de estar juntos, de hacer grandes cosas juntos.
 
- ¿Fue importante haber estado nuevamente en contacto con ellos teniendo en cuenta lo poco que falta para el Mundial?
- Siempre es importante mantener los contactos con los jugadores. Eso implica repasar de cómo debemos jugar. De cara al Mundial queda muy lejos, pero los contactos periódicos en todas las selecciones, en todos los grupos, son importantes. Que no se pierda ese feeling el estar juntos para hacer entrenamientos y partidos amistosos, pensando en el Mundial en este caso. Fue una buena experiencia y agradable para todos.
 
- ¿Cómo lo notó al plantel durante la semana que estuvieron en Francia?
- Bien. Lo primero que se nota es que en la última actividad que tuvimos fuimos campeones ante Brasil del Panamericano. Esas emociones todavía están presentes y eso ayuda. Construir un equipo con victorias es más fácil que con derrotas. En este caso, eso da un plus de motivación y de deseo de estar juntos en general. Encontré bien a los jugadores, en algunos casos siempre hay que mejorar, pero la mayoría están en buenos clubes y compitiendo a todo nivel antes de llegar a Alemania. En líneas generales, están en una buena forma física y de juego.
 
- ¿Notó una cierta evolución en aquellos que iniciaron por primera vez su experiencia en Europa?
- Sí, por supuesto. En este caso, eso les va a dar un plus de experiencia. Está (Santiago) Baroneto, Fabrizio Casanova, James (Parker), (Guillermo) Fischer y (Manuel) Crivelli que son jugadores nuevos en Europa y todavía están en fase de adaptación. Fischer no jugó mucho, porque todavía el nivel de la Liga Asobal es grande para él. Pero los otros están jugando más y con buen rendimiento.
 
- ¿La parte negativa fue las bajas de jugadores importantes como Diego y Pablo Simonet por lesiones?
- Sí. Digamos que el partido con Istres teníamos 2 centrales, Seba Simonet y Manu (Crivelli), pero para el partido con Montpellier, que realmente lo hicimos muy bien durante 50 minutos, nos faltó energía al final, porque en la posición de central estaba solamente Crivelli y en el lateral estaba (Nicolás) Bonano y una poquita ayuda de Fischer, que todavía le falta calidad para estar a este nivel. Sentimos la falta de Pablo, que fue uno de los hombres importantes en el Panamericano y la de Diego, que siempre es importante en cualquier partido. Hizo un gran esfuerzo por entrenar, lo hizo los 2 primeros días, pero se resintió de una lesión que sufrió en el Súper Globe. Si bien estuvo presente con nosotros, no pudo estar en cancha. Sebastián faltó el último partido por temas personales. Se nota cuando faltan jugadores de esta calidad y en la misma posición.
 
- ¿Qué conclusiones sacó del partido con Montpellier?
- Que nuestra defensa fue bastante sólida, en las labores defensivas lo hicimos muy bien, tanto en la 6-0 como en la 5-1. Eso es positivo, tener alternativas defensivas, más de un sistema defensivo. El mayor problema estuvo de cara al gol. Tenían una defensa 6-0 muy sólida, es ahí donde tenemos que buscar más variantes o sorpresas, jugando con 7 jugadores, intentando jugar de una forma distinta. La falta de lanzamiento exterior y de jugadores que puedan hacer goles fáciles, hay que compensarla con un juego más sorpresivo y más táctico en ataque posicional.
 
- ¿Va a ser clave tener una buena defensa para poder llegar lejos en el Mundial?
- Sí. Los grandes equipos se construyen con una buena defensa, más nosotros. Argentina, tradicionalmente, es un equipo sorpresivo en defensa. Últimamente con la defensa individual, que tantos buenos resultados dio con Dady (Gallardo), utilizando parte de esas habilidades que tienen los jugadores en el 1 vs 1 adquirido en la época de Dady, estamos intentando hacer parte de lo mismo desde un 6-0 ó un 5-1. La defensa tiene que ser básica para asentar el juego de contraataque. Tenemos que hacer una buena defensa que propicie goles de contraataque, porque en ataque posicional va a ser difícil hacer goles con fluidez.
 
- ¿Y qué falta mejorar desde lo ofensivo?
- En lo ofensivo hay que mejorar varias cosas. La más importante es que los jugadores de primera línea mejoren la capacidad de lanzamiento. Tienen que mejorar su condición física para que haya más poderío en el lanzamiento. Jugadores como Fede Vieyra, como Bonano, tienen que aportar más goles. En eso están trabajando en sus clubes, para poder llegar a la selección con poderío ofensivo. A partir de eso, tenemos que tener más variantes tácticas. Tenemos que explotar al máximo las posibilidades tácticas para sorprender, al contrario.
 
- ¿Le preocupa cómo pueda llegar físicamente Diego Simonet al Mundial?
- Si todo va bien, ahora que no está jugando, puede que llegue al Mundial en buena forma física y fresco. Si la recuperación de su lesión va bien, puede que llegue mejor que otros jugadores. Siempre es una preocupación, sobre todo los jugadores que tienen grandes responsabilidades en sus equipos y una forma de jugar arriesgada, valiente, como es el caso de Diego, como es el caso de los centrales. Siempre que juegan ante jugadores de mayor poderío físico, tienen que luchar contra ellos, penetrar, buscar penales, jugar con pivotes como es el caso de los centrales como los hermanos Diego, Pablo y Sebastián, Manu Crivelli que también juega en el centro o Juampi (Fernández). Nuestros jugadores tienen un desgaste especial. Si a eso, añadimos que Diego es quien está en un nivel más alto, en el grupo más fuerte como nunca hubo en la Liga de Campeones y jugando la liga francesa, siempre es difícil estar bien cuando eres el hombre a marcar, por el contrario.
 
- ¿Hoy Diego está dentro del grupo considerado como los mejores jugadores del mundo?
- Está claro que está entre los mejores jugadores del mundo. Es el mejor jugador de la Liga de Campeones jugando en Montpellier. Estoy seguro que a otros equipos de Final 4 les gustaría tener a un jugador como Diego en su plantilla. Su juego es diferente al de otros centrales. Ese juego diferente es lo que lo hace atractivo y eficaz. Si hablamos de los mejores jugadores del mundo y de Final 4, entre ellos está Diego.
 
- ¿Y cuál es esa diferencia que nota en el juego de Diego con relación a los centrales europeos?
- No exactamente diferente a todos los centrales europeos, puede haber centrales europeos de características similares. Creo que la velocidad que imprime Diego a sus acciones, la creatividad, la sorpresa y esa capacidad de penetración, lo hacen un central distinto, en comparación a aquellos que son más clásicos, dirigiendo el juego o en sus acciones individuales. La sorpresa, la inspiración que tiene Diego lo hace diferente. Es capaz de resolver cualquier situación de forma sorpresiva para el contrario.
 
- Recién me hablaba de la falta de goleo externo ¿Cree que Bonanno, Parker y Fischer pueden darle esa alternativa que busca?
- A corto plazo, espero que Bonano, que esta temporada tendrá más minutos de juego en Huesca, sea capaz de ser regular en este aspecto, como lo fue en el torneo de Galicia. Después, en Cochabamba y en Groenlandia tuvo más problemas porque venía lesionado. Ahora, tiene una oportunidad de crecer como atacante. Fischer todavía es muy joven, le falta mucho recorrido en todos los aspectos, todavía le falta para poder aportar a la selección absoluta, es un jugador promesa. James está aportando goles en su equipo, con una buena media, pero es en División de Honor B y es difícil saber si ese nivel es suficiente para poder hacerlo a nivel internacional. Los 3 tienen que ir aportando. Bonano tiene que hacerlo lo antes posible, dando un tiempo y ser expectantes si James puede estar ya y Fischer a largo plazo.
 
- ¿Tiene en su mente parte de la lista definida?
- Claro. Tengo la mayor parte. Hay que ver cómo compiten y como está su salud física, como estarán de aquí a diciembre en cuanto a lesiones, el estado de forma de juego. Después del tiempo que llevo con la selección, es más fácil. Tenemos un grupo que manejamos de un poco más de 20 jugadores, con, más o menos, tres por puesto y en algunos casos 4. La lista es cada vez un poquito más clara.
 
- ¿Hay algún puesto en el que todavía está evaluando nombres?
- No. Todos los jugadores saldrán de los nombres que vienen jugando últimamente y que todos conocemos.
 
- ¿De la gira por Francia más Pablo Simonet y Juan Pablo Fernández que no estuvieron saldrían los 16 o hay algunos nombres más con posibilidades?
- De los nombres que manejamos, son estos. Puede haber 2 ó 3 que estamos siguiendo. Se sigue un número de 40 jugadores, pero hay algunos que tienen más posibilidades.
 
- ¿Qué análisis hace del grupo que le tocó a Argentina?
- Vamos a empezar con Suecia, que es el subcampeón de Europa cayendo en la final con España. Es un equipo muy sólido, difícil de sorprenderlos. Hay un gran precedente, que es el mejor partido en la historia de la selección, por lo que tengo entendido, que fue cuando se le ganó en su propio Mundial. Va a ser el favorito del grupo. Es un rival de alto nivel, uno de los mejores equipos en cuanto al panorama mundial. Después tenemos Hungría, un equipo que parece que con la sabía joven del Pick Szeged de Juan Carlos Pastor, está dando un impulso a la selección, con jugadores importantes que pueden aportar grandes cosas y ya lo están haciendo en sus clubes, como son (Bence) Bánhidi y (Richárd) Bodó. Es un rival de alto nivel, con un balonmano tradicional, de alta escuela. Después está Qatar, que no sé exactamente con qué jugadores irá, pero es el campeón de Asía, con sus nacionalizados, con Valero Rivera al mando, que es un plus, consiguiendo grandes éxitos. Es un equipo que está un poco por encima de nosotros. Egipto, al que ya nos enfrentamos varias veces, que está más potencial en algunos aspectos que nosotros, pero un rival similar a nuestro nivel. Por último, Angola, con un balonmano menos evolucionado y es el equipo de menor nivel del grupo.
 
- ¿Se puede aspirar a clasificar a la siguiente ronda?
- Está claro que no somos los favoritos de la opinión pública del balonmano, de la gente entendida. Si jugamos al nivel que tuvimos en Groenlandia, contra Brasil, Chile y Groenlandia, a ese nivel podemos tener opciones de clasificarnos entre los 3 primeros. Hay muchas dificultades, mucha igualdad, sin ser favoritos, nosotros vamos a intentarlo. Tenemos que saber hasta dónde está nuestro límite. Estamos en una buena línea para tener esa confianza necesaria para intentar clasificarnos.
 
- Desde que asumió en Brest al día de hoy, ¿hay una variante en su situación contractual?
- En principio, todavía la situación no es clara. Lo importante es que voy a estar en el Mundial. Después, habrá que revisar la situación.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados