SuperHandball Magazine en MLA
Entrevista 14/12/2018

Cavo: “Tengo mucho por aprender y eso me entusiasma”

Enviar Artículoenviar artículo

Juan Manuel García

Malena Cavo charló con Superhandball de lo que fue su año. Se mostró muy contenta por todo lo que consiguió, pero no se conforma y va por más. La Colo regresa esta noche al Lobo del Oeste, ante Cideco, por el Súper 4.

Tuvo un año maravilloso. Se afianzó en Liga de Honor, se convirtió en una de las mejores jugadoras del equipo, logró 3 títulos con Dorrego (Metro Apertura, Metro Clausura y Nacional de Clubes), fue parte de la selección argentina que obtuvo el pasaje al Mundial de Japón 2019 y se quedó con el Premio Jorge Newbery 2018. Todo eso, con apenas 18 años. Y todavía tiene la chance de sumar una vuelta olímpica más. El año de Malena de Cavo fue superlativo, pero ella no se conforma, quiere e irá por más.

En una charla con Superhandball, “La Colo” charló de todo lo que vivió esta última temporada y no ocultó su alegría por los logros alcanzados. De todas maneras, reconoció que lo que más la entusiasma “es la posibilidad de seguir aprendiendo”. “Soy chica y me queda muchísimo por aprender”, manifestó la zurda, que vuelve a Dorrego esta noche, en el compromiso ante Cideco, por la semifinal del Súper 4.

- ¿Qué balance haces de todo lo que conseguiste este año?
- El balance que hago es muy bueno, muy positivo. Arranqué el año con muchas metas y objetivos por cumplir. Uno de los primeros no lo pude cumplir, que fue la clasificación al Mundial junior. Estuve bajoneada un tiempo, pero gracias al club, que nos estaba yendo bien, tuve que poner la cabeza en cero, arrancar y volver a empezar para cumplir los otros. Después, se dio el primer campeonato para Dorrego, que fue uno de los sueños más grandes que yo tenía, más que nada porque estoy en el Club hace 7 años. Ver jugar a la Liga era una locura para mí, salir campeón no se puede explicar. Jugamos el Nacional, que nos fue muy bien, más el Metro Clausura, que son cosas que te emocionan de la misma manera como si fuese la primera vez. Después, el viaje con la selección mayor, que era un sueño que tenía. No sabía que se me iba a cumplir tan rápido. Me pone muy contenta estar ahí.

- ¿Te sorprendió todo lo que te pasó?
- La primera vez que salimos campeonas en el club me sorprendió. Viendo como nos fue el año pasado, sabía que estábamos para llegar, pero no sabía cuándo iba a ser el momento. Lo de la selección me sorprendió mucho. No me lo esperaba. Soy chica y me queda muchísimo por aprender. Fue una de las mejores cosas que me pasó, aprendí muchísimo, tengo mucho más por seguir aprendiendo y eso me entusiasma mucho.

- Llegó todo de golpe...
- Llegó de golpe, pero hicimos todo para que llegue. Solo faltaba que pase.

- De todos los logros que conseguiste este año ¿cuál disfrutaste más?
- Me mataste. Creo que el campeonato con Dorrego, porque lo esperaba mucho.

- ¿Esperabas tener el protagonismo que tuviste este año en Liga de Honor?
- No me lo esperaba, pero fue gracias a mis compañeras. Soy una jugadora más de finalizar, me usan mucho para eso. Por eso, hago muchos goles en los partidos, pero es todo juego en equipo. Yo cumplo el rol que el equipo necesita.

- ¿Qué te genera que el handball argentino hable de vos?
- Me pone contenta que reconozcan el esfuerzo que hago y que, por suerte, se ve. Estoy súper agradecida. Me dan un espacio, una oportunidad, de poder ser.

- ¿Sos consiente que hoy estas entre las mejores jugadoras del handball argentino?
- No. Creo que todavía me quedan muchas cosas por explotar. Siempre pienso en que se puede ser mejor, no conformarse con lo que ya uno es.

- ¿A dónde te gustaría llegar con el handball?
- Me gustaría llegar lo más lejos posible. Uno de mis sueños es irme a jugar afuera. Ojalá se me dé en algún momento de mi vida.

- ¿Sentís que, a este paso, vas a cumplir rápido ese sueño?
- Creo que todavía me falta mucho. Tampoco lo veo muy lejano. Ojalá se dé en el momento indicado.

- ¿Cuál es el país que más te atrae para dar el salto?
- No lo sé. Creo que en España me sentiría más cómoda, por el tema del idioma. Pero si hay que aprender, se aprende.

- ¿Cuánto tiene que ver Alejandro De la Quintana en tu presente?
- Mucho. Me corrigió en muchísimos detalles que antes no lo hicieron. Me ayuda mucho en tenerme más confianza y animarme a hacer cosas. Fue uno de mis primeros entrenadores en Liga de Honor. Me ayuda mucho. Siempre está ahí cuando necesito algo. Es increíble.

- ¿Te costó la adaptación a Liga?
- Sí, me costó. El primer año, más que nada. Era otro juego, mucho más rápido y el roce no era lo mismo que en juveniles. De a poquito me fui acostumbrando, sumando entrenamientos. Eso hizo que hoy en día me sienta tan cómoda.

- ¿Cuál es la defensora a la que más te costó superar?
- Creo que hoy en día, la mejor defensora de la Liga es Anto Mena. Es muy buena. Volvió de la lesión con mucha más fuerza que antes. Es muy inteligente.

- ¿Se dieron cuenta de todo lo que consiguieron este año con Dorrego?
- Hoy en día sí. Al principio, no lo podíamos creer. Lo veíamos cerca, pero lejos. Estamos muy contentas de todo lo que logramos y creemos que es por el sacrificio que venimos haciendo durante los últimos años. Todo, a su tiempo, da resultados.

- ¿Qué cambiaron de un año al otro?
- Creo que, desde que vino el Negro De la Quintana, empezamos a tener una identidad.

- ¿Se convencieron de que podían ser protagonistas?
- Después de que nos empezaron a salir las cosas y veíamos que íbamos por buen camino, sí. Nos convencimos de que podíamos llegar a lo que nosotras queríamos.

- ¿Que pensaron después del cuarto puesto en el Súper 4 en marzo?
- Nos hizo hacer un click y darnos cuenta que nos teníamos que matar para llegar a lo que queríamos. No podíamos hacer las cosas a medias. Nos sirvió como aprendizaje para seguir y llegar.

- ¿Y cómo llegan a este Súper 4?
- Creo que llegamos de la mejor manera. Lo que sí, este torneo estuvo muy alejado desde que terminó el otro y hace un mes que no jugamos. Estuvimos entrenando mucho, nos estamos preparando para cumplir el objetivo.

- ¿Ya se acostumbraron a esto de llegar como candidatas?
- Sabemos que, si estamos bien, podemos llegar a ser candidatas de lo que sea. Obviamente, sin bajar el rendimiento que estamos teniendo. Si algún día, eso pasa, cualquier equipo te puede pasar por encima. El handball femenino creció muchísimo y se está notando. Los torneos son muy peleados, perdiendo podés bajar 4 puestos y ganando, podes quedar arriba de todo. Hoy en día, candidatos hay muchísimos.

- Están a un título de quedar en la historia del handball argentino...
- Ni me lo digas. Estoy muy ansiosa. Es una revancha que nos queda del Súper 4 pasado. Las ganas sobran. Ojalá se nos dé. Nos venimos esforzando mucho. Sería una de las maneras más lindas de cerrar el año.

- ¿Qué se te cruzó por la cabeza cuando Dady te confirmó dentro de las 16 para el Panamericano?
- Apenas lo confirmaron, no me lo esperaba. No me lo imaginaba, más que nada porque venía de una lesión, tenía que recuperarme y estaba muy justa con el tiempo. Mi prioridad, a partir de ese momento, fue recuperarme para llegar lo mejor posible. Pensé en todo el esfuerzo que hizo mi familia para que pudiera estar ahí.

- ¿Pensaste que no llegabas al Panamericano por la lesión?
- Los primeros días creí que no iba a llegar, me dolía mucho y no podía pisar. Metí kinesología, hice caso a todo lo que me dijeron los médicos y, cuando dieron la lista de 18, ya me sentía bien.

- ¿Fue difícil tener que tomar la decisión de perderte los últimos partidos con Dorrego?
- La verdad que sí. Era muy importante, más que nada porque el último partido fue de local y la cancha estaba llena. Fue algo súper lindo. Sabía que, si me los perdía, iba a valer la pena.

- ¿Qué balance haces de tu primera experiencia con la selección mayor?
- Muy bueno. Adentro de la cancha me sentí muy cómoda y adentro también. Es un grupo muy unido. La pasé muy bien. Los minutos que tuve, los aproveché al máximo.

- ¿Hubo nervios cuando te tocó entrar con Paraguay?
- Muchísimos. No jugué bien. Los nervios me comían. Para el siguiente estuve más tranquila. Además, era otro partido, pero me solté más y eso me sirvió mucho.

- ¿Era una final anticipada para ir al Mundial?
- Creo que sí. Era un partido muy importante. Ganarlo, iba a ser un empuje para encarar los demás partidos.

- Imagino que feliz por haber conseguido la clasificación…
- Es una felicidad inmensa. Más que nada por el partido que hicimos con Brasil, nos ilusiona para poder mejorar y, a partir de los defectos que tuvimos, tratar de corregirlos y prepararnos lo mejor posible para Lima.

- ¿Sienten que con Brasil estuvieron a la altura?
- Por momentos sí, por momentos no. Es algo que tenemos que entrenar, la regularidad en los partidos. Tenemos bajones muy fuertes, de los cuales nos cuesta salir, pero todo se entrena.

- ¿El haber achicado la brecha a 5 goles, las ilusiona de cara a Lima?
- Creo que sí. Hace 3 meses que empezó el ciclo de Dady y lo achicamos. La última vez que se perdió con Brasil fue por 18 goles y ahora por 5. Ilusiona y mucho.

- ¿Qué te generó la nominación y haber ganado el Newbery?
- Me sorprendió y emocionó mucho. Me pone muy contenta. Me vengo matando hace años. Que se me estén dando las cosas, es algo único. Más que nada, porque no es algo individual, también tuve el apoyo de mi familia, de mis amigos, mis entrenadores, de todos. Se lo debo a ellos.

- ¿Va a ser muy difícil repetir un año como el 2018?
- La verdad que fue un año único y lleno de logros. Para el año que viene voy a tratar de repetir lo que se logró y lo que no, conseguirlo. Ese va a ser mi objetivo.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados