SuperHandball Magazine en MLA
EN PRIMERA PERSONA 15/10/2012

Cuenca por dentro, Cuenca por fuera

Enviar Artículoenviar artículo

Román Bravo

Hubo una época, no hace mucho tiempo, donde la Comunidad española de Castilla-La Mancha tenía cuatro representantes en la Liga Asobal. Además del superlaureado BM Ciudad Real, también estaban el Quabit Guadalajara, el Lábaro Toledo y el Cuenca 2016. Pero el Ciudad Real se mudó a Madrid y el Toledo descendió para luego desaparecer. Entonces solamente los alcarreños y los conquenses fueron los que siguieron llevando el nombre de la Comunidad por todo el país.

Con mucha humildad, los dos equipos se mantienen sin poner sus números en rojo, pero es el Cuenca, hoy BM Ciudad Encantada, quien parece dar un paso más adelante. Ya el año pasado clasificaron históricamente para disputar la Copa del Rey, torneo que al final no jugaron por una total injusticia de la Asobal. El equipo, que en ese momento contaba con los hermanos Fede y Juampi Fernández y los jóvenes Agustín "Bernie" Robert y Pablo Simonet, siguió su buen andar para terminar muy bien clasificado y soñar a futuro.

Pero este año eran sabidas las bajas de los cracks cubanos Capote Da Costa y Paván, por lo que se esperaba una caída importante de nivel. Pero la historia es bastante distinta. La temporada empezó con la propuesta de la IHF para que el Cuenca juegue en Europa tras la baja de un Valladolid con problemas económicos. El club dijo que "no" por no poder encontrar sponsor, pero lejos estuvo de perder el ánimo y las ganas. hoy el Ciudad Encantada es el cuarto clasificado de la Liga, tiene un equipo joven y muy luchador y cuenta todavía con los goles de Fede y Pablo, la dirección de juego de Ángel Pérez (Máximo goleador español de la pasada campaña) y el coraje de Juanjo Fernández, todos pibes trabajadores. Lo puedo afirmar porque los conozco personalmente.

Pero nada de eso sería posible sin el total apoyo de una ciudad pequeña pero muy cálida. Cuenca es, además de ser una de las ciudades más bonitas del interior español, un lugar que respira y vive el deporte como pocos. El balonmano y el fútbol siempre fueron importantes, pero ahora el handball se comió a todo el resto y la ciudad se vuelca en cada partido con el conjunto de Zupo Equisoaín, aquel calvo medio gordo que grita como pocos con su voz de pito y que, entre otras cosas, fue el entrenador del Portland San Antonio de Jackson Richardson, campeón de Europa a inicios de los 2000.



Cuenca supera por poco los 50.000 habitantes, pero le sobra para llenar uno de los estadios más calientes del balonmano español: El Sargal. Ese campo mítico de casi 2000 espectadores de capacidad vio caer al Barcelona, vio como su equipo descendía hasta la tercera categoría y como el gran Talant Dujshebaev perdía totalmente los papeles tras varias broncas con la afición local, siendo este entrenador del Ciudad Real. El Sargal es una caldera tremenda que apoya siempre a su equipo y es un sitio de donde es muy complicado llevarse puntos. Este año tendré la oportunidad de jugar allí contra su filial y lo viviré en mis propias carnes, ya que la gente también asiste al campo para ver al segundo equipo.

Este es el sueño de un equipo que conoció todas las categorías del balonmano español y que parece que llegó a la elite para quedarse. Es un buen lugar para los argentinos, ya que allí jugaron varios y otros estuvieron cerca de aterrizar, ya que la entidad se interesó por varios jugadores de los hoy Gladiadores (preguntar por los dos Simonet y Damián Migueles). Ojalá podamos ver a más de los nuestros en este equipo y que los sueños de esta institución se terminen cumpliendo. Al fin y al cabo, todo puede pasar en una Ciudad Encantada.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados