SuperHandball Magazine en MLA
Lima 2019 31/7/2019

Garra con futuro

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano E. Giliberti

El llanto desconsolado, la bronca, las caras largas y algunas sonrisas forzadas para las fotos en el segundo lugar del podio mostraban la desazón de La Garra. Durante casi 30 minutos jugó un handball de alto vuelo, dominó a Brasil y la chance de dar el gran golpe era algo posible, sin embargo, esa consistencia que Argentina mostró durante la primera etapa no la pudo sostener en el segundo tiempo y la selección brasilera no perdonó. Ganó 31-21, se colgó por sexta vez consecutiva la medalla de oro en los Juegos Panamericanos y se quedó con el único cupo para Tokio 2020.

Pese a los gestos tristes o adustos en la premiación, la expedición de selección femenina por la capital peruana dejó un balance con más cosas positivas que negativas. Por cuartos Juegos Panamericanos Argentina se fue con una medalla, pero lo más importante es el nivel que mostró el equipo a lo largo de toda la competencia.

En la primera ronda a los rivales de inferior calidad les ganó con autoridad sin pasar grandes sustos y en semifinales desarmó a Cuba, que se colgó la medalla de bronce, un oponente siempre peligroso y al que Argentina no le ganaba en una competencia oficial desde los Juegos Panamericanos Winnipeg 1999.

Otro punto para destacar es que a las jugadoras se las nota convencidas que, más allá del resultado de la final, le puedan ganar a Brasil y que están en condiciones de darle pelea a cualquier rival. Tanto en la previa como durante el torneo, cada vez que tenían un micrófono adelante no dudaban en afirmar que iban en busca de la medalla de oro. En este aspecto, mérito del cuerpo técnico que lidera Dady Gallardo, que en el poco tiempo que lleva trabajando le cambió la mentalidad a las jugadoras.

Pero el dato más relevante es la juventud del plantel de La Garra con un promedio de edad de 25 años y con jugadoras como Micaela Casasola (22 años), Malena Cavo (20), Elke Karsten (24), Camila Bonazzola (23), Macarena Sans (22), Rosario Urban (22) o Rocío Campigli (24) que mostraron un gran rendimiento.

De aquí a fin de año Argentina tendrá otra oportunidad para seguir evolucionando en el juego. Entre el 26 y el 29 de septiembre, en Noruega disputará un cuadrangular con rivales de calidad: la selección local, Brasil y Japón. Luego, a partir del 30 de noviembre afrontará el Mundial en Japón.

Todavía hay chances de estar en Tokio 2020.  Una posibilidad es que Brasil gané el Mundial y, de esa manera, se liberaría la plaza continental. Pero lo único seguro hasta el momento es que La Garra entre el 20 y el 22 de marzo del año que viene jugará uno de los tres preolímpicos intercontinentales. Cada uno de esos cuadrangulares entrega 2 plazas olímpicas. Los rivales y las sedes se definirán según las posiciones finales del Mundial.

Queda el gusto amargo de no haber podido conseguir el cupo continental para los Juegos Olímpicos porque el equipo mostró un nivel de juego acorde al objetivo que fue a buscar, sin embargo, la sensación que se percibe es que lo que sucedió en Lima es el comienzo de un camino que promete ser fructífero y que lo mejor todavía está por venir.

Foto: Lucas Currá

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados