SuperHandball Magazine en MLA
MUNDIAL MASCULINO JUNIOR 26/8/2007

Gran Triunfo del Equipo Nacional en su Despedida (Argentina 34 - Eslovaquia 32)

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano Emanuel Giliberti

Si hay un número que goza de mala fama en el imaginario popular de la cultura occidental es el 13 porque los seguidores de las cábalas lo consideran de mala suerte. Por este motivo, en varios ámbitos se trata de omitirlo o directamente ignorar al desdichado dígito impar. Por ejemplo, muchos hoteles de importantes cadenas internacionales lo dejan de lado en la correlatividad de sus pisos o de las habitaciones; también esta el caso de la Fórmula 1, que en casi medio de siglo de vida jamás tuvo un auto que portara esta cifra. Pero más allá de estás creencias, para algunos, o simples tonterías sin ningún tipo de sustento lógico para otros, este guarismo también se puede convertir en un objeto de deseo. Este el caso de la selección masculina junior, ya que esta era la máxima posición a la que podía aspirar en el Mundial de la categoría que finalizó hoy y que tuvo como campeón a Suecia, que en la final superó a Alemania 31-29.

Hubo que trabajar tiempo extra para doblegar a un duro conjunto eslovaco que presentó una exigente lucha y recién sobre el suplementario Argentina pudo quebrarlo para quedarse con este juego definitorio por 34-32 y que, además, marca el cierre de la campaña mundialista para ambos.

Ya desde los primeros instantes, los dos se encargaron de dar muestras de como iba a ser el desarrollo del partido. A los 3:03 Tomas Urban anotó el primero de sus 6 goles para romper el cero. Antes de eso, sólo se habían visto imprecisiones de cada lado. La respuesta nacional no se hizo esperar y momentos después, Mariano Castro abría el marcador para los de Mauricio Torres. Así fue todo el primer tiempo, gol a gol, aunque con un ventaja de 2 ó 3 goles a favor de los europeos.

A los 23:45 del primer tiempo, Marek Misencik estampó el 14-10 que indicaba la máxima de todo el partido. Ese fue el último tanto de Eslovaquia en la mitad inicial. Los campeones panamericanos sintieron el cachetazo y se despertaron. Con goles de Federico Vieyra, Iván Rockstroh, Mariano Cánepa y Castro, Argentina clavó un parcial de 0-4 para dejar todo igualado en 14 y así dibujar un signo de interrogación porque el panorama estaba abierto para cualquiera.

La paridad la rompió Eslovaquia, que fue el que estuvo al frente casi siempre. Otra vez Tomas Urban se encargó del vulnerar la defensa rival gracias a un contragolpe que estableció el 14-15, que un rato después pasaría a ser 16-14. Argentina, por su parte, no le encontraba la vuelta. Cada vez que los jugadores o el cuerpo técnico nacional miraban el tablero electrónico se veían abajo o igualados, pero nunca al frente. Lo máximo que lograba el conjunto nacional era que su oponente no se alejara más allá de 1 ó 2 tantos de diferencia.

Finalmente, después de tanto correr de atrás, los de celeste y blanco pudieron ponerse al frente de una vez por todas. Nicolás Cortese tuvo el honor de convertir el gol 24 para su equipo y así adelantarlo por 1 (23-24) cuando el reloj indicaba que habían transcurrido 50:30 minutos del segundo tiempo. A la siguiente ofensiva argentina, el jugador de Estudiantes de La Plata volvió a superar al arquero Teodor Paul para fijar el resultado en 23-25. Parecía que de una vez por todos, el partido finalmente se empezaba a encaminar para el lado de Argentina. Pero no fue así.

Sin esperar demasiado, Eslovaquia se encargó de mostrarle a su rival que todavía estaba vivo. De la mano de 4 ataques positivos, los conducidos por Jan Hianik se adueñaron otra vez del tanteador. Cuando Michal Urban superó a Javier Anzado, que fue una de las figuras argentinas, desde los 9 metros parecía que el panorama se empezaba a oscurecer porque el cronometro se había transformado en un aliado importante para los eslovacos ya que faltaban menos de 5 minutos para el cierre.

Las esperanzas renacieron rápidamente. Castro, desde los 6 metros, y Cánepa, desde la misma posición, lograron empatar en 27. A los 57:55 aparecieron otra vez los fantasmas porque el tiempo se moría y Marek Mikeci anotaba su único gol y que podía significar el triunfo para Eslovaquia.

Argentina tenía la última posesión y, además, contaba con la nada despreciable ventaja de que los europeos tenían a un jugador excluido por 2 minutos. Torres hizo uso de su único tiempo muerto para armar la última jugada. Lo planeado por el ex entrenador de SAG Lomas dio sus frutos en los 20x40 porque Cánepa, de nuevo en los 6 metros, su habitat natural, selló el 28-28 que indicaba que todavía el choque por el décimo tercer puesto no había terminado y que tendría, por lo menos, 10 minutos más de acción.

En esta etapa, el dominador fue Argentina. Otra vez el pívot de SAG Polvorines inflaba la red y dejar todo 28-29. Eslovaquia, por su parte, también daba una mano porque sus ataques eran infructuosos. Aprovechando esta situación, Vieyra, en dos ocasiones, inclinó la balanza para los argentinos 28-31. Ahora los que reman desde atrás eran los eslovacos que, por más que lo intentaban una y otra vez, no podían acercase más allá de 2 goles de diferencia. Ya sobre el cierre, Cortese le ponía el broche de oro a este disputado encuentro que le permite a los juniors de celeste y blanco quedarse con la décima tercera colocación.

Los estadísticas globales indican que Argentina disputó 8 partidos, de los cuales ganó 5 (Chile, Angola, Bulgaria, Brasil y Eslovaquia) y cayó en 3 presentaciones (Egipto, Alemania y Francia), todas en la primera fase. En tanto, los goles a favor fueron 181 y en contra se sufrieron 144. El máximo anotador fue Federico Vieyra con 35 gritos. Luego le siguieron Federico Pizarro (32) y Nicolás Cortese (23).

Síntesis

32 (28) Eslovaquia-Argentina 34 (28)

Eslovaquia (32):
Martin Biel (-), Michal Urban (5), Michal Kopco (2), Lubomir Duris (-), Boris Mikus (1), Juraj Geci (8), Lukas Gamrat (8), Dusan Badura (-), Jakub Balaz (2), Marek Misencik (4), Andrej Petro (3), Teodor Paul (-), Marek Mikeci (1) y Tomas Urban (6).
DT: Jan Hianik

Sancionados
Amarillas: Lubomir Duris y Andrej Petro.
2 minutos: Michal Kopco (3 veces), Boris Mikus y Andrej Petro (2 veces).
Descalificado: Michal Kopco.
Expulsados: No hubo.

Argentina (34):
Juan Bar (-), Pablo Ruiz (2), Nicolás Cortese (5), Pablo Vainstein (4), Mariano Castro (5), Martín Doldan (-), Mariano Cánepa (6), Javier Altenbach (-), Iván Rockstroh (1), Federico Pizarro (3), Javier Anzaldo (-), Juan Pablo Fernández (-), Carlos Arias (-) y Federico Vieyra (8).
DT: Mauricio Torres

Sancionados
Amarillas: Pablo Ruiz, Mariano Cánepa y Carlos Arias.
2 minutos: Nicolás Cortese, Mariano Cánepa y Carlos Arias (2 veces).
Descalificados: No hubo.
Expulsados: No hubo.

Parcial Primer tiempo: 14-14
Parcial Tiempo Regular: 28-28
Árbitros: M. Gubica/B. Milosevic (Cro)
Cancha: Biljanini Izvori, Ohrid

Progresión: 1-0, 1-1, 2-1, 2-2, 3-2, 4-2, 5-2, 5-3, 6-3, 6-4, 7-74, 7-5, 8-5, 8-6, 9-6, 9-7, 10-7, 10-8, 10-9, 10-10, 11-10, 12-10, 13-10, 14-10, 14-11, 14-12, 14-13, 14-14, 15-14, 16-14, 16-15, 16-16, 17-16, 17-17, 18-17, 18-18, 19-18, 19-19, 20-19, 20-20, 21-20, 21-21, 22-21, 22-22, 23-22, 23-23, 23-24, 23-25, 24-25, 25-25, 26-25, 27-25, 27-26, 27-27, 28-27, 28-28, 28-29, 28-30, 28-31, 29-31, 29-31, 29-32, 30-32, 30-33, 31-33, 31-34 y 32-34.

Observaciones: Partido correspondiente a la disputa por el 13º puesto del Mundial Masculino Junior Macedonia 2007.

Goleadores argentinos

35 Federico Vieyra
32 Federico Pizarro
23 Nicolás Cortese
21 Mariano Canepa
20 Javier Altenbach
18 Agustín Vidal
18 Mariano Castro
17 Iván Rockstroh
16 Pablo Vainstein
12 Martín Doldan
09 Pablo Ruiz
05 Hernán Poncet
05 Juan Pablo Fernández
03 Carlos Arias

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados