SuperHandball Magazine en MLA
Entrevista 17/1/2020

Guillermo Fischer: “Me siento parte del recambio”

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano E. Giliberti

Cuando se cierre la participación de Argentina en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, jugadores ya históricos y consagrados como Gonzalo Carou, Sebastián Simonet o Matías Schulz, se despedirán de la selección argentina y será el turno que una nueva generación de jugadores tomé la posta para los próximos años.

Uno de los nombres que aparece entre la camada que lidera el recambio es el de Guillermo Fischer, que, si bien todavía no tiene tanta continuidad en la cancha, si está manteniendo una presencia constante en las convocatorias de Manolo Cadenas. El jugador de 23 años debutó con la selección mayor en un amistoso con Brasil en 2017, pero a partir del Mundial de Alemania/Dinamarca 2019 no volvió a faltar en ninguna lista.

“En el Panamericano de Groenlandia no estuve, pero a partir de ahí no falté más. Estoy contento de tener esta continuidad y sé que seguir formando parte de los Gladiadores es una tarea complicada. Me siento parte del recambio, pero todavía me tengo que ganar el puesto para estar a la altura porque hay muchos jugadores de buen nivel”, le contó el lateral izquierdo del Anaitasuna español a Superhandball durante el Media Day de los Gladiadores en el Cenard.

Fischer, con 34 goles en 32 partidos con la selección mayor, en 2019 vivió dos experiencias muy fuertes: debutó en un Mundial y en los Juegos Panamericanos, con medalla de oro y clasificación olímpica incluida. “El Mundial fue algo fuera de serie porque jugué contra jugadores que de chico veía por televisión o en Youtube. Me dejó sin palabras”, recordó.

Sobre Lima 2019 expresó que “fue un sueño porque con la selección en las categorías inferiores casi siempre terminé en el segundo puesto. Sólo gané un Sudamericano de cadetes (Lima 2012), pero en los panamericanos juniors y juveniles había sido subcampeón”, contó el misionero surgido de SAG Almirante Brown.

Actualmente está transitando la segunda temporada en la Liga Asobal. Ingresó al handball español con el SD Teucro y después de los Juegos Panamericanos llegó al Anaitasuna, que se ubica séptimo terminada la mitad del campeonato y que tiene el objetivo de clasificar a la próxima Copa EHF.

Con respecto a su temporada, Fischer, que mide 2.01 metros, explica que “estoy teniendo altibajos. Comencé jugado bastantes minutos, pero luego bajé un poco. En los últimos partidos retome el nivel y estoy conforme con el rendimiento actual y espero que en la segunda parte pueda seguir igual”.

Pocos días después del torneo Centro/Sur, tendrá que ponerse nuevamente la camiseta del conjunto vasco para afrontar una complicada eliminatoria de la Copa del Rey ante el BM Atlético Valladolid. En caso de superar esa serie, ingresará a la fase final.

“Si pasamos al Valladolid, esperemos no cruzarnos con el Barcelona para llegar a la final y clasificarnos a Europa. Ese es el objetivo. Siempre hay que esperar no encontrarse con el Barsa. Hay otros equipos fuertes como Ademar, pero son rivales más parejos. El Barsa está fuera de nuestro alcance”, analiza Fischer.

Ya adaptado al ritmo de competencia de la Liga Asobal, Fischer, autor de 25 goles en el torneo español, notó que dio un salto de calidad en su juego. “Desde que llegué a España mejoré mucho, especialmente en la toma de decisiones. Sinceramente, pasar de jugar de forma amateur a profesional cambia mucho y me permite crecer en varios aspectos del juego”.

La nueva generación del handball argentino pisa cada vez más fuerte y Fischer es uno de los protagonistas

Crédito foto: Santiago Russo/Prensa CAH

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados