SuperHandball Magazine en MLA
Entrevista 27/2/2018

Guillermo Milano, a fondo

Enviar Artículoenviar artículo

Román Bravo

Lleva años en la selección. Juveniles, juniores y mayores, ya que ha pasado por todos los equipos masculinos. Hoy, tras 13 años “viviendo” en el Cenard, está en una de sus mejores etapas, asistiendo a la gran incorporación de la historia del handball argentino: Manolo Cadenas. Hablamos con Guillermo Milano, en una nota imperdible, con varios títulos.

Pasamos por todos los temas. El presente ciclo con el español, el pasado con Dady Gallardo, el 2018 sin dirigir en clubes, el futuro próximo de la selección y la vida de uno de los hombres que más ha estado dentro de la selección argentina. Pasen y vean.

-Desde el 2005 hay Milano en la selección. Es tiempo, eh…
 Sí, son 13 años. Más del que imaginaba. Cuando finalizó mi proceso con los Juniors creí que esto se terminaba, pero apareció Manolo y eligió que yo esté a su lado. Obviamente, por una cuestión de códigos, la decisión estuvo consensuada con Dady Gallardo, quien me permitió acompañarlo casi 10 años en ese proceso tan exitoso. Por una cuestión de respeto, lo consulté con él y me dijo que me quede. Hoy estoy acá, en otra etapa, con muchas ganas y mucho trabajo por delante.

- ¿Es ese trabajo al que te referís el cual no te deja tiempo para dirigir Liga de Honor? Es raro verte fuera de los bancos después de…
-  Diecisiete años. Dirijo Liga de Honor desde 2001. Hay dos factores fundamentales por el cual no voy a dirigir este año. El más importante es cuidar la salud, poder dedicarle tiempo de calidad a los hijos y a mi pareja. De la otra manera, con tanto trabajo, terminando todos los días a las 12 de la noche, no se puede vivir. No hacés bien ni una cosa ni la otra. Es muy difícil coordinar todas las variables. Obviamente, que también tengo otro trabajo además del handball, como todos los entrenadores del país. Nadie, o muy pocos, pueden vivir solamente con el handball. Física y mentalmente no se puede avanzar. Necesitaba dar un corte. La otra razón es que Cadenas quiere que esté a full con él. El trabajo con un tipo como Manolo es muy intenso, demandante. Y está bien que así sea si queremos seguir creciendo. Cuando le dije que no iba a dirigir en clubes me dijo que era mejor para poder trabajar más fuerte. De hecho, ahora estoy empezando yo sólo con los chicos, porque Manolo está en España viendo jugadores. Por eso he decidido no trabajar, más allá de tener ofertas.

- Esa era la pregunta. En un mercado de pases tan jugoso para los entrenadores como el que pasó, imagino que te habrán tentado con algún equipo fuerte. Eras candidato en varios pesos pesados, nada más y nada menos.
- Sí, me llamaron un par de clubes. De los grandes, por suerte. Es un placer que te tengan en cuenta. Me hubiese encantado dirigir a varios clubes de los que me llamaron, pero no podía cumplirles cómo me hubiese gustado, como se merece un equipo de Liga de Honor. Algo que me pasó en SAG Polvorines, al que no pude responderle como ellos merecían por no dar abasto. No se puede estar en la misa y en la procesión. Además, los clubes también se dieron cuenta de que yo no iba a poder estar al 100% con la dedicación necesaria y por eso no seguimos adelante. Es entendible que te pidan disponibilidad. Preferí dar un paso al costado y abocarme en lo deportivo solamente a la selección.

Milano sabe que hoy es un peso bien pesado en la selección. Con Manolo “recién” llegado, sin tanto conocimiento del medio local, la figura de Guillermo es aún más fuerte y valorada de lo que lo era en el ciclo anterior. De eso no hay dudas. Cadenas lo eligió, le da total libertad y lo escucha siempre, a él antes que a nadie. Hay, aunque él no lo manifieste, un Milano fortalecido con la llegada del míster de León.

“A ver, cuando yo estaba con Dady, quizás por el perfil que tengo, por ahí no se veía muchas de las cosas que hacía, pero Gallardo me daba mucho lugar. Siempre fui muy prudente y respetuoso del lugar que me tocaba ocupar. Para ser segundo, hay que saber no pasar el lugar que uno tiene. Pero bueno, es normal también que pase esto con Manolo, ya que él es de fuera y obviamente escucha mucho lo que digo, confía en mí. Es cierto que a Manolo le di una lista de nombres para empezar a trabajar, pero la realidad es que él corroboró esos nombres yendo a ver partido y agregó jugadores. Aceleré los tiempos, los procesos de visualización. Es lógico que por ahí hoy tenga un papel más importante en algunas decisiones, porque facilito algunas cosas, pero por conocimiento del medio, de los jugadores, de los años que llevo acá. Con Dady no era necesario, porque él estaba todo el día acá. Con Manolo es diferente, tengo mucha más participación, pero no porque ahora soy mejor entrenador que antes, sino porque Cadenas necesita una persona de confianza. Y la realidad es que me tiene mucha confianza, él está en España y me da la posibilidad de que yo lleve las riendas del equipo en su ausencia”, explica Milano.

- ¿Cuál es la diferencia más sustancial entre el trabajo de Dady y Manolo?
-La principal diferencia es que Manolo vive 100% para los Gladiadores, vive solamente para el balonmano. Dady no podía, tenía otros trabajos, por lógica razón. Nadie puede vivir solamente del sueldo de la selección. Cadenas se levanta a las 7 AM y ya piensa en la selección, con los jugadores de afuera y de adentro. Ningún entrenador de Argentina que no sea full también puede dedicarse como lo hace Manolo. Después, diferencias deportivas no hay tantas. Dady es un tipo muy formado, es cierto que Cadenas tiene otra experiencia internacional, pero Gallardo también la tiene con sus dos Juegos Olímpicos disputados.

Yo veo dos diferencias deportivas. Una es que con Cadenas parece ver más rotación en cancha. Es cierto que no jugó nunca por los puntos, lo cual es importante remarcarlo. Pero parece que Manolo les da minutos más parejos a todos los jugadores. Igual, hay que esperar a los torneos…
- El balonmano cada vez es más rápido, más intenso. Eso hace que rotemos más a los jugadores, por el desgaste. Hoy tenés que tener jugadores que ataquen y defiendan, que puedan aportar en las dos áreas. Podrán hacerlo mejor en un área que en la otra, pero deben poder cumplir en las dos. De todas formas, creo que con Dady se rotaba bastante. En algún partido particular se podrá rotar menos, pero analizando el proceso no coincido de que Gallardo no rotaba, al contrario. Manolo ahora está probando, no hubo partidos por los puntos. Pero por ahí también por los puntos hay rotación como lo hacemos ahora. Necesitamos de todos.

- La otra diferencia que veo es que ahora se piensa más en el jugador desarrollándose en el exterior y antes querían tenerlos a todos juntos en el Cenard ¿Lo ves así?
- Para nada. No es así. Antes no queríamos a los chicos jugando en Italia, para eso preferíamos que se queden acá. Y además la Liga Asobal era más fuerte y era difícil entrar. Hoy las puertas en España están más abiertas, tanto porque los cracks de España se van a Francia y se buscan jugadores extranjeros y porque la presencia de Cadenas te abre dos puertas, no una. Si había chances de ir a un club de Asobal o algún de la B con buenos entrenadores y formadores, les decíamos que se vayan.

- La etapa de Gallardo fue muy exitosa, la más exitosa de todas, pero no terminó bien ¿Era un ciclo que podía seguir si se hacía una fuerte renovación de plantel o si los resultados en el Mundial de Francia eran buenos?
- Sí, el ciclo Gallardo podía seguir. La renovación de jugadores que vos decís ya estaba clara y ya estaba pensada para después del Mundial, con la intención de seguir. Habíamos metido algunos nuevos jugadores de todas formas. Había una lista para el 2020. Esa lista es la que le entregué a Cadenas y Manolo agregó nombres, lo que pasa es que al Mundial decidimos ir con lo que pensábamos que era lo mejor.

- Entonces con otros resultados en Francia 2017 había Gallardo para rato…
- Sí, yo creo que sí. Desgaste, había el natural, pero no por un problema grupal ni nada de eso. Pero bueno, el recambio de DT también es un poco lógica, por los años. No está mal tener la posibilidad de traer un entrenador europeo, reemplazar a Dady no era fácil. Hay buenos entrenadores en nuestro país, pero era importante para dar un salto de calidad traer a un entrenador con la experiencia de Manolo, aunque algunos no lo aprovechen…

- ¿Y eso?
- Claro. Algunos entrenadores lo exprimen y lo aprovechan. Otros, no. Eso depende de cada uno. Yo desde el 2007 lo veo a Manolo y aprendo de él. Ahora a Manolo lo tenemos acá, en nuestro país, con las puertas abiertas para que se acerque todo el mundo a verlo entrenar. Estaría bueno que los entrenadores lo aprovechen y lo vayan a ver trabajar. Pero no todos lo hacen.

- ¿Egos? ¿O tal vez vergüenza de ir al Cenard a verlo?
- Seguramente debe haber de las dos. Está el entrenador que no se acerca por no molestar, por ser más tímido a la hora de entrar al gimnasio a ver una práctica y está la corriente seguramente del que no lo cree necesario.

- Egos…
-Llámalo como quieras.

- ¿Te viste en algún momento como el reemplazante de Gallardo?
- No, tenía en claro que los tiros iban por otro lado.

- Terminemos hablando de lo que viene ¿Cómo ves el 2018?
- Bueno, con mucho trabajo. Se vienen los Odesur y el Panamericano. Nuestra planificación sigue siendo la misma. Llevaremos lo mejor tanto a Cochabamba como a Nuuk, siguiendo con nuestra línea de trabajo, apuntando a Lima 2019, que no sé si será o no clasificatoria para Tokio 2020 con toda esta movida que hay, pero de igual manera iremos a pelear por ser oro.

- ¿Estamos lejos de Brasil en esa hipotética final por ir a los Juegos Olímpicos?
- Estamos un escalón por debajo, pero somos optimistas. Queda un año y medio y los amistosos con Brasil en el 4 Naciones nos dejaron un buen sabor de boca. Creo que podremos acercarnos y pelear por vencerlos.

Milano. El 2. De Dady antes y de Manolo ahora. Con más peso ahora, pero bancando 100% al proceso anterior. Abierto. Sin esquivar los temas. Dejando algún recado. Lo avalan 13 años de selección.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados