SuperHandball Magazine en MLA
RIVER CAMPEÓN 10/7/2012

La crónica y FemebalTV

Enviar Artículoenviar artículo

ignacio.juliano@superhandball.com.ar

Es el campeón porque terminó primero. Es el campeón porque sumó más puntos que el resto. Es el campeón porque ganó todos sus partidos. Es el campeón, es River. Es, hoy, el mejor equipo del handball argentino. Es el encargado de haberle arrebatado el cetro metropolitano a un Ward bicampeón, que si bien peleó hasta el último minuto en busca de una final se quedó en la puerta del tri. VER EL COMPACTO CON LO MEJOR DEL PARTIDO EN FEMEBALTV.

El millonario llegaba de forma invicta a la última fecha del torneo y así lo terminó. Habiendo dado la vuelta por última vez en el Clausura 2009 y luego de dos temporadas en las que animó los certámenes pero sin coronarse, dio muestras de todo su potencial en este Apertura que obtuvo de punta a punta.

A cuatro puntos quedó Ward, el otro grande del presente argentino. Sin Viscovich y sin Basile, dos piezas claves en el bicampeonato del 2011, contó con una gran campaña, con un buen torneo, pero que no estuvo a la altura del poderío millonario.

Una vez conocido el fixture se sabía que iba a ser un partido definitorio. Ya se agendaba este encuentro como el que iba a sentenciar certamen. A River le alcanzaba con la igualdad, Ward debía ganar para forzar un desempate.

Como toda final se jugó al límite durante los 60 minutos de juego. Con mucha fricción ya desde entrada se presentó un partido peleado y luchado. Trámite de gol a gol y con poco lugar para la destreza técnica.

El cierre del primer tiempo tuvo a Ward 10 a 9 arriba con segundos por jugar en el reloj. Sin embargo, un soberbio caderazo de Matías Lima igualaba las acciones para irse empatados al descanso.

En los primeros minutos del segundo tiempo el Colegio pasaba al frente por dos tantos. Christian Canzoniero se hacía presente en el arco de los de Ramos Mejía. Su hermano Gabriel iba a aparecer sobre el final del encuentro, cuando más lo necesitase River.

Concentración, tensión y dientes apretados. En medio de un encuentro a puro ritmo, Banchi Ojea y Juani Cantore, se encargaban de hacer las pausas y distribuir con lucidez en medio de un gimnasio de Quilmes convertido en hervidero.

Promediando la segunda etapa, el millonario logra ponerse a un tanto: 14-13. Facundo Cangiani demuestra toda su categoría en distintas contras y con lujo incluido para reconfirmar lo hecho en el Súper-4 frente al mismo rival. En Ward comienza la debacle, Corretche es descalificado y Pucho Jung pierde un hombre importante en su esquema.

Faltando nueve minutos el marcador indicaba 17 iguales. Fue en los últimos instantes que se definió el partido. River logró sacar dos goles de diferencia a través de un tanto de Ojea desde los siete metros y una contra bien capitalizada por Cangiani. Instantes más tarde Gabriel Canzoniero se encargó de mantener la distancia atajando un penal. Lo del menor de los hermanos ya era más que importante a esta altura del partido.

Minuto por jugar. Cierre frenético y no apto para cardiacos. Ward quema las naves y sale 
presionar hombre a hombre. El millonario no dejó pasar el tren y terminó anotando dos goles más para sentenciar el 23 a 19 definitorio y volver a quedarse con un Metropolitano.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados