SuperHandball Magazine en MLA
PANAMERICANO DE CLUBES 5/11/2016

La historia de la competencia

Enviar Artículoenviar artículo

luciano.giliberti@superhandball.com.ar

La gran deuda histórica del handball americano es la competencia de clubes. Si bien desde 2007 en la rama masculina existe el Panamericano de Clubes, heredero directo del Sudamericano de Clubes que se disputó con intermitencias entre 1983 y 2001  todavía se encuentra en un proceso de asentamiento y recién este año mostró una incipiente expansión más allá de Sudamérica con la presencia del New York THC de Estados Unidos.

Esa carencia se evidencia aún más por el lado de las mujeres, sin un torneo regional desde hace 17 años con el Sudamericano de Clubes que se organizó en Niteroi, Brasil, en 1999.

Desde sus orígenes en 1984, el certamen tuvo una existencia complicada y sólo se disputó en 8 oportunidades. La única vez que no lo ganó un equipo brasilero fue precisamente en 1984 cuando se celebró en Buenos Aires con situaciones disparatadas. Según relata Juan Carlos Rennis en el libro De Mano en Mano, a Talleres de Paraguay se le dio por ganado el partido suspendido ante INEF por “similitud de camisetas”.

Gracias al extravagante sistema utilizado para la definición, Talleres dio la sorpresa y obtuvo el título. Esa fue la única conquista internacional del handball paraguayo hasta el Sudamericano de menores femenino de 2012 en Embalse, Córdoba.

Estuvieron los dos mejores equipos argentinos del momento: INEF y River Plate, en 1984 campeones del Nacional de Clubes y de la Liga de Honor, respectivamente. La experiencia terminó con el segundo puesto para el conjunto de San Fernando y el tercero para las Millonarias.

En 1985 el Sudamericano de Clubes se disputó por primera vez en Brasil, a partir de ese momento una sede habitual. Hubo un claro dominio brasilero y el campeón fue Incolustre Cambé y el subcampeón Icajú. Desde Argentina viajó AFALP, que finalizó quinto.

Durante el resto de la década del 80 se celebraron dos ediciones más: en 1986, sin presencia argentina por problemas internos, Incolustre Cambé volvió a celebrar, esta vez en Asunción; en 1987 en Campo Mourau el que dio la vuelta olímpica fue el anfitrión ASM Campo Morau. En esta oportunidad, River Plate se ubicó tercero gracias a dos victorias (14-7 ante Scoula Italia de Uruguay y 13-11 ante Deportivo Internacional de Paraguay) y dos derrotas (16-24 con ASM Campo Morau 10-27 con Incolustre Cambé).

A partir de este punto la historia del Sudamericano de Clubes entra en una nebulosa y con apariciones esporádicas en el calendario. La Confederación Sudamericana de Handball (COSHA) tenía programado disputar una nueva edición en 1988, sin embargo las pocas evidencias existentes indican que finalmente no se llevó a cabo.

Más allá de la falta de registros históricos, un inconveniente habitual en el handball argentino y de la región, lo cierto es que el torneo desapareció hasta 1993. La escasa información disponible sobre lo ocurrido en Maúa, Brasil, indica que el organizador Maúa levantó la copa y, se supone, que River Plate se colgó la medalla de bronce.

Al año siguiente Sao Gonzalo (Brasil) organizó y ganó el campeonato. Ferro se quedó con la tercera ubicación gracias a los triunfos ante las paraguayas de Formento y AEBU y Regatas de Montevideo.

Pasaron 4 años para que el Sudamericano de Clubes volviera a disputarse en el último intento para salvarlo. El Ulbra brasilero en Asunción ganó el primero de los dos títulos continentales, mientras que Luján quedó tercero, en lo que aún es la última aparición argentina en el podio de un torneo continental femenino de clubes. En 1999 Ulbra repitió la conquista. En esa edición estuvieron Sedalo (quinto) y Estudiantes de La Plata (séptimo).

El cada vez más amplio dominio brasilero y la falta de interés, sumado a la cuestión monetaria, derivó en la desaparición definitiva de un ya golpeado Sudamericano de Clubes.

Casi dos décadas después y ante la posibilidad de la creación de un Super Globe femenino, el Panamericano de Clubes en Santiago de Chile empezará a saldar la deuda histórica. Con Ferro entre los 8 participantes, en la capital chilena comenzará una nueva etapa para las competencias de clubes del continente.

Foto: Ferro se convertirá en el primer equipo argentino en jugar el Panamericano de Clubes. (Cortesia de Germán Páez)

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados