SuperHandball Magazine en MLA
NACIONAL MASCULINO BA2015 14/9/2015

La vuelta de Ballester

Enviar Artículoenviar artículo

Luego de perder la final del Metro Apertura en manos de Un.Lu. y de una temporada que lo vió sonreir a lo grande en los torneos largos, pero que tuvo a River como dominador en los cortos (Nacional y Super-4), el equipo de Elio Fernández sacó a relucir su mejor cara para quedarse con el Nacional de Clubes 2015.

Del otro lado llegaba un River Plate de inmejorable nivel, que había demolido a Escuelas Pías de Córdoba en semifinales: con momentos de alto vuelo, con recambio y con puntos individuales sumamente destacables. Ballester sabía que tenía que hacer un partido casi perfecto para lograr imponerse. Y así fue, pero no desde el comienzo.

Porque River salió a defender la corona marcando el terreno, con mucha intensidad defensiva y con buenos movimientos en ataque, buscando un tablero de más goleo y lo encontró temprano, Ballester tuvo que duplicar sus esfuerzos. Y lo logró.

El rojo mejoró su performance del día sábado en la semifinal ante Quilmes, con Julián Souto Cueto brillante, goleador (11 anotaciones) y asistente. Un jugador que está en un nivel excepcional y que fue imparable para la defensa rival y para Gabriel Canzoniero, que se encargo de remar de atrás cuando las cosas no salían, se hizo cargo de los penales y de rematar al oponente cuando estaba reaccionando, aún con vida.

Ballester recuperó un poco de su salida veloz, volvió al terceto Souto Cueto-Bono-Canepa y en defensa construyó un muro defensivo 6-0, que además, para sopresa de todos, sumó a otro jóven arquero, Agustín Sambrana (proveniente del equipo B) como una de las figuras del partido. Y River estuvo casi 10 minutos sin convertir. Cuando mandaba con comodidad en el tablero, apareció la sequía. Una sequía trágica que iba a permitir a Ballester dar vuelta el marcador adverso para irse 14-15 arriba al descanso.

El complemento iba a ser favorable a los de José León Suarez, que con salidas veloces, lanzamientos certeros y un desequilibrante Nacho Filipuzzi (acierto de Fernández de cambiar de lado a Julián Souto Cueto para ampliarle el callejón al ala izquierda y permitir un efectivísimo 2 contra 2) mandaría en la pizarra. Claro, también estaba Agustín Sambrana, parando pelotas importantes y cuando no, Tomás Villarroel, para entrar a tapar los penales. 

River, que no tuvo al Gallego Vázquez en el óptimo nivel que sí había mostrado en la fase previa y en la semifinal a pesar de sus 6 goles (y que ya había perdido a Damián Migueles por lesión), contaría con un activísimo Pablo Portela (4 goles) haciendo las veces de armador y pivote, hasta trasladando en las salidas rápidas. También mostraría a un Matías Lima goleador (7), para correr de atrás a un rival que amenazaba con escaparse. Y que decir de Banchi Ojea (2), que cuando todo parecía liquidado, le seguía poniendo pimienta al encuentro.

Costó pero lo hizo. Finalmente Ballester logró dar la estocada final. Las apariciones de Santiago Cánepa (4) y los goles de Andrés Kogovsek (3), que creció sobre el cierre, el uno contra uno de Filipuzzi sobre Schiaffino y una vez más las atajadas de Agustín Sambrana serían determinantes para que los de Elio Fernández recuperen el cetro Nacional que habían ganado por última vez hace tres temporadas. Ballester sumó el título número nueve (9) en la historia del club. Los anteriores habían sido en 2012, 2002, 1989, 1982, 1981, 1980, 1979 y 1978.

Foto: Cortesía de Pablo González. Elio Fernández, el DT ganador de Ballester en andas.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados