SuperHandball Magazine en MLA
Buenos Aires 2017 17/6/2017

Objetivo claro, llegar a la final

Enviar Artículoenviar artículo

Rodrigo Saraniti

A priori, Argentina y Brasil vuelven a ser los grandes candidatos para arribar al partido definitivo del Panamericano de Buenos Aires 2017 que comenzará mañana en SAG Villa Ballester, aunque es cierto que las Verdeamarelas están un peldaño por arriba de La Garra, y dos o tres escalones por encima del resto de los rivales.
 
Lo que está claro también, es que las locales no se pueden relajar, porque hay varios equipos que esperan agazapados la gran oportunidad de dar ese golpe de gracia que les permita colarse en la gran final donde, de no mediar inconveniente alguno, esperarán las brasileras.
 
A la caza del tetracampeonato
 
Brasil se alzó con las últimas tres ediciones del torneo continental, obteniendo nueve campeonatos sobre trece disputados. Hegemonía total en una América que supo tener en la rama femenina a grandes equipos como Argentina y Cuba, este último, el gran ausente en el certamen 2017.
 
Con la llegada del español Jorge Dueñas al banquillo, en reemplazo del exitoso nórdico Morten Soubak, la verdeamarela buscará hacerse fuerte con pilares como Ana Paula Rodrigues, Duda Amorim y Deonise, junto con varias jóvenes que se han ido sumando a un plantel que logró el campeonato mundial en Serbia 2013, tan solo cuatro años atrás.
 
Su habitual 6-0 en defensa y el altísimo rendimiento de sus guardametas que le permite al monarca del continente aprovechar la salida rápida, además de su gran poderío ofensivo en el posicional, serán algunos de los escollos que deberán superar aquellas selecciones que quieran hacer frente al tricampeón, aunque sea unos minutos.
 
Otro dato a destacar, es que Brasil sufrirá la ausencia importante de su extremo derecho, Alexandra Nascimento, quien tuvo una rotura los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda a fines de abril.
 
Que sea como en Santiago
 
La Selección Argentina es una mezcla de juventud y experiencia. De las 18 jugadoras, cinco (Camila Bonazzola, Giuliana Gavilán, Rosario Urban, Micaela Casasola y María de los Ángeles De Uriarte) harán su debut oficial con la selección en este Panamericano.
 
La defensa 5-1 bien afuera y los contraataques por el ala izquierda, ya sea con Luciana Salvadó o con Bonazzola como intérpretes, serán factores fundamentales. Ni hablar de lo que pueda aportar Marisol Carratú bajo los tres palos, que en esta oportunidad estará bien secundada por la figura de Nadia Bordón.
 
En el posicional, las conducidas por Eduardo Peruchena presentan recambio como pocas veces, con las ya conocidas, Manuela Pizzo, Luciana Mendoza y Macarena Sans, Elke Karsten, Victoria Crivelli y Florencia Ponce de León, más Casasola y Gandulfo.
 
La intención principal pasará por alcanzar la gran final en casa, aunque muchos sueñan con igualar lo realizado en el Centro de Entrenamiento Olímpico de Chile en 2009, un lugar de grandes hitos para el handball argentino. En aquel entonces, el combinado nacional consiguió la medalla dorada panamericana, justo antes de la gran explosión de su archi-rival, Brasil, con quién también, increíblemente, supo hacer tablas en aquel rememorado encuentro de los Juegos Odesur 2014, en Viña del Mar.

Foto: Argentina de local buscará destronar a Brasil. (Prensa CAH)

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados