SuperHandball Magazine en MLA
LIGA DE HONOR CABALLEROS 14/6/2010

Polvorines, el rey del clásico.

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano Emanuel Giliberti

La décimo primera fecha del Apertura vio a un SAG Polvorines llegar a la punta del campeonato, la cual comparte virtualmente con River Plate ya que tiene en su haber un partido menos. La Pólvora se quedó con el clásico ante SAG Villa Ballester frente a más de 400 personas y se empieza a ver de cerca una posibilidad única. Desde Villa Diamante le dieron una ayuda porque Ferro igualó con los Millonarios en un partido con un cierre dramático. En tanto Quilmes también ganó y se mantiene a la expectativa.

En Villa Diamante se vivió un partido con un final con mucha tensión y emoción, algo que sobre todo durante el primer tiempo no se preveía porque el dominio de Ferro fue muy amplió. Solidez. Así se puede describir el juego que mostró el conjunto de Roberto Casuso durante los 30 iniciales porque estuvo muy firme en todas las  filas y se aprovechó de un aletargado e impotente River Plate que recién en el último tramo de este período evidenció una cierta reacción.

La cancha de Sedalo estaba dominada por el verde: los de Caballito eran quienes llevaban la voz cantante en un partido que en el vamos sufrió innumerables detenciones para secar el piso y por los golpes que recibieron los jugadores, lo cual demostraba la intensidad con al que se estaba jugando.

En ofensiva, los lanzamientos externos y los laterales verdolagas lastimaban a una defensa millonaria que miraba impávida y sin reacción como le convertían. A la hora de jugar sin la pelota, Ferro demostraba ser muy activo y no presentar fisuras. River Plate parecía caído en una tela araña de la cual no podía desenredarse. Con estas armas el equipo local cerró un abultado parcial favorable de 17-9, algo impensado antes de que comenzara el match, una especie de deja vu de lo acontecido una semana atrás en cancha de Quilmes ante Colegio Ward.

El gran desafío que tenía Ferro durante el complemento era tratar de mantener el nivel que había tenido antes de irse al descanso. No lo logró y su juego se fue desmoronando paulatinamente, al mismo tiempo el campeón defensor tenía ya otra actitud y estaba dispuesto a borrar la pálida imagen dejada en el primer tiempo.

De la mano de Juan Ojea, los visitantes empezaron a acortar las diferencias. Los caminos al gol empezaron a aparecer y cada tanto convertido por Ferro era casi un oasis en el desierto. Tanto correr de atrás finalmente tuvo premio: River Plate se adelantó 20-21 gracias a un parcial de 0-6. Los conducidos por Pablo Sznitowiski no estaban al frente en el score desde el temprano 0-1.

Durante el caldeado tramo final, con un combo que incluyo de ambos lados todo tipo de quejas hacía los árbitros, algunas razonables, otras inverosímiles, el partido estaba para cualquiera, aunque la balanza parecía inclinarse levemente para el lado de River Plate, en especial por sus individualidades. Perdiendo 23-24, Ferro tuvo la última posesión. Sobre la chicharra se sancionó un penal que terminó en gol y que estableció el 24-24 definitivo, que dejó bronca en partes iguales, aunque los que se llevaron la peor parte fueron los Millonarios.

Polvorines dio el paso que le faltaba.

Mientras tanto en José León Suarez SAG Polvorines y SAG Villa Ballester reeditaban uno de los clásicos con más historia con el que cuenta el handball porteño. En un Mundialista repleto como pocas veces, la Pólvora sacó chapa y demostró porque esta tan cerca de lograr su segunda corona bajo el ala de la Femebal.

Mechando juventud y experciencia, y juventud con experiencia, Guillermo Milano planteó un juego inteligente que supo aprovechar la ausencia de algunos nombres en Ballester (Matías Scovenna, Mariano Canepa y Mauro Nebuloni) y su falencia en el juego ofensivo que pecó en un exceso de individualismo, por momentos, pero que también tuvo la desgracia de toparse con un Leonel Maciel impenetrable. El guardavallas de Polvorines fue un muro para Andrés Kogovsek y compañía que tras arrancar varios goles abajo en la pizarra, debieron remar por casi 40 minutos para poder encontrar el rumbo del partido.

Durante el primer tiempo Sebastán Ferraro y el artillero Gabriel Nardelli se encargaron de llevar las riendas del encuentro en ataque. Además, la experiencia de Federico Besasso desde el lateral derecho y la ferrea defensa propuesta por el DT visitante surtían buen efecto. Con el correr de los minutos la pólvora se encontró con un partido que empezaba a definir de contra. Ballester, desotrientado por esta situación llegó al entretiempo con un parcial adverso de 15-8.

Durante la segunda mitad la cosa iba a cambiar radicalmente, las atajadas de Andrés Bueno en los primeros minutos y la verticalidad propuesta por Santiago Canepa, una pieza fundamental en el esquema de Hernán Siso, le iban a dar a Ballester una impresionante remontada para equilibrar las acciones cuando aun restaban 15 minutos para el final. Sin embargo Polvorines se iba a mantener arriba gracias a las estupendas atajadas de Maciel y gracias a las exquisitas definiciones de Matías Debenedetti (tal vez, el hombre del partido) desde la punta derecha y de contra.   

Ballester, quien con mucha presión de juego dominó las cosas durante todo el complemento, no supo aprovechar el fruto de la remontada. Los errores y los lanzamientos desviados servirían para que Polvorines se encargue de sentenciar el marcador en los minutos finales, con contras y lanzamientos precisos. El conjunto de Milano se impuso en un final muy caliente por 23-26 lo que desató su habitual festejo de cánticos dentro de la cancha, acompañado desde la triubunas por una enorme parcialidad de simpatizantes que entendieron bien la importancia en la obtención del clásico.  La Pólvora se sacó de encima a uno rival directo en la lucha por el título y a falta de 2 encuentros para el cierre, más la reprogramación, depende de si mismo para conseguir el título.

Los de Guillermo Milano este miércoles recibirán a Mitre en la reprogramación de la fecha 10. Saben que es un partido trascendental y que no pueden dejar pasar la oportunidad porque de lo contrario todo lo que vinieron haciendo hasta acá podrá echarse a perder, porque Quilmes le viene pisando los talones.

El resto de la jornada.

La fecha se abrió el viernes por la noche con el adelanto entre Quilmes y Sedalo. Los quilmeños se aprovecharon de un rival que suele ser complicado pero que no estuvo en su mejor nivel y lo vencieron 33-24. Con esta nueva victoria siguen terceros a 1 punto de River (con un partido menos que ellos) y de SAG Polvorines, esperando que en lo que quede del Apertura sufran alguna caída inesperada. En Quilmes sueñan y mientras las matemáticas no digan lo contrario esta bien que así sea.

Luego de la estruendosa victoria ante River Plate, que sin dudas produjo un quiebre en el devenir del metropolitano, Seac Ward confirmó que aquello no fuera obra de la casualidad. En El Palomar recibieron al siempre complicado Estudiantes (LP), que se esta jugando la permanencia y cada vez esta perdiendo más chances, y lo vencieron 34-31. Partido complicado pero finalmente el Colegio pudo prevalecer y ya empieza a erigirse como serio candidato a estar en la pelea grande durante el Clausura.

Parece ser que los planetas se alinearon en contra de Vicente López. Lo cierto es que la semana pasada en Escobar debía recibir a Quilmes. El partido se suspendió por problemas con el tablero electrónico. Ahora Vilo tenía que visitar a Argentinos Juniors y este encuentro también se canceló. Esta vez por la lluvia y la humedad en el ambiente. El club de la Paternal ya había tenido problemas similares cuando debía recibir a SAG Lomas, choque que se terminó disputando el pasado miércoles.

La jornada del sábado se completó con la goleada 37-22 que SAG Lomas le propinó a Lanús, que perdió toda posibilidad de quedarse en la Liga de Honor durante la segunda mitad del año. Además, en San Martín se dio otro duelo con una rivalidad especial entre Mitre y Luján. Por lo menos hasta el próximo enfrentamiento los lujaneros serán los dueños del barrio porque se impusieron 28-31.

En lo que respecta a las ya habituales reprogramaciones de cada semana, además de la ya mencionada entre SAG Polvorines y Mitre desde las 21:15, ese mismo miércoles 16 de junio en el Polideportivo Hurlingham Vicente López empezará a ponerse al día ante Quilmes. Será desde las 21:15.

Foto: Guillermo Milano, el artífice de este proyecto a largo plazo que está a punto de cristalizarse con el tan anhelado campeonato (extraída de www.elpopular.com).

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados