SuperHandball Magazine en MLA
Argentinas en el exterior 11/5/2020

Se acabaron los "miedos"

Enviar Artículoenviar artículo

Román Bravo

Da la sensación de que se acabaron los "miedos" para las jugadoras argentinas. Esos que alguna vez quedaron patentes a la hora de ir a jugar al exterior. Hoy vemos que las nuestras se van cada vez más jóvenes, con ganas de crecer y de vivir una experiencia fuerte. Hoy las notamos mucho más valientes.

Elke Karsten y Macarena Gandulfo, dos de amplia experiencia y buenos resultados en el Viejo Continente, pasaron por España y se fueron a crecer a Hungría y Rumania, respectivamente. Viven en dos países en donde el idioma no es el nuestro y donde existen costumbres muy diferentes. Y si bien los comienzos fueron raros, como ellas mismas manifestaron públicamente, hoy están mucho más acomodadas y con ganas de seguir creciendo en ligas con un balonmano muy competitivo.

Valentina Learreta y Carolina Bono cruzaron el charco antes de los 20 años. Una, la ex Muñiz, se fue sola a vivir a Logroño con 18. Estuvo un tiempo con su padre, aclimatándose, y luego se quedó jugando en el ascenso español, bien al norte. Ahora renovó su vínculo y va por su tercera temporada lejos de casa. La ex SAG Villa Ballester tiene 19 años y jugará en su segundo club en España. Primero fue el Bolaños de la B y ahora es Elche, de la elite, donde estará acompañada por otras dos argentinas.

El caso del equipo valenciano, ya que hablamos, es como el del Atlético Guardés. Son dos equipos que han sumado varias argentinas. El Guardés gallego de hace unos años fue campeón de España y tenía a Sol Carratú, Luciana Mendoza y Rosario Urban como parte importante del plantel. Ahora, el actual subcampeón de la Liga Iberdrola, el Elche, acaba de contratar a Joana Bolling, Giselle Menéndez y a la mencionada Bono. En La Madre Patria claramente se apuesta por las argentas. 

Hay varias jugadoras, de selección o no, que pasaron por Francia, por Brasil o lugares más exóticos aún. Hay algunas que desean irse en cuanto puedan y contactan de todas las maneras posibles clubes en Europa para lograr dar el salto. Existen las ganas, está el espíritu, y encima, desde hace varios años, hay apoyo de los cuerpos técnicos nacionales para que emigren. El combo completo para ser profesional.

No, no hay un trabajo estructurado para mandarlas afuera. No. Pero les aseguro que se piensa en ello. Es un trabajo por realizarse, que debe imperiosamente llevarse a cabo, y que agrandará el nivel más aún del handball femenino. Pasó con los hombres, que crecieron exponencialmente en Europa. Ahora ocurre con las mujeres, que compiten a mejor nivel y suman en sus carreras deportivas múltiples experiencias. Empiezan a salir de la zona de confort. Van a pelearla con las profesionales. Se acabaron los miedos. Las chicas van en serio.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados