SuperHandball Magazine en MLA
Handball en Quilmes 23/3/2007

Se suspendió el torneo amistoso que organizaba Asociación Alemana

Enviar Artículoenviar artículo

Luciano Emanuel Giliberti

Este fin de semana se iba a disputar en el estadio de Asociación Alemana de Quilmes un cuadrangular de altísimo nivel del que iban a participar por invitación River Plate, SAG Polvorines y un equipo de Bahía Blanca. Se habían conseguido sponsors, copas y premios en dinero para los equipos participantes. Sin embargo, este emprendimiento quedó relegado para más adelante, debiéndo disputarse en otra oportunidad. Las razones de la cancelación del evento se deberían, según aseguraron fuentes fidedignas, a que desde las federaciones correspondientes, amparándose éstas en sus estatutos, habrían aducido que este campeonato le sacaría público a las finales de la Liga Nacional y por eso habrían presionado para que el mismo se pospusiera. La historia de esta cancelación habría comenzado cuando SAG Polvorines intentó bajarse del torneo por presiones externas. El miércoles pasado, cuando se le informó a los directivos del club de la zona sur acerca de la postergación, la situación habría llegado a su punto límite. Como es lógico, esta novedad hizo estallar la furia de las otras instituciones invitadas y, sobre todo, de los jugadores, que en su mayoría no veían acción en el campo de juego desde hace casi 20 días, cuando se disputó la primera fecha de la liga metropolitana. Desde el principio, los organizadores ya se habrían encontrado con algunas trabas en el camino. La idea original era que participara la selección argentina juvenil conducida por Eduardo Gallardo, como paso preparativo de cara al mundial de Bahrein. Según informaron fuentes de la organización del torneo, desde la Confederación Argentina (CAH) le habrían bajado el pulgar a la participación del equipo nacional con explicaciones que no habrían quedado demasiado claras. Lo que si quedó a la luz es que, los chicos de este seleccionado, que son el futuro de este deporte, siguen ajustando detalles para un campeonato Mundial sin competencia previa de alto nivel. Los problemas entre Quilmes, River y la Liga Nacional ya tienen un antecedente. Por haber obtenido la segunda colocación en el Súper 4 que cerró la temporada 2006, los de Núñez tenían derecho a ser uno de los representantes de Buenos Aires en el torneo nacional. No obstante, la institución millonaria se habría negado a participar por cuestiones referentes a la política deportiva del club en relación con el amateurisimo. Por su tercera ubicación, el lugar le correspondía a los quilmeños que, acto seguido, también decidieron no jugarla. Como consecuencia de un apartado en el reglamento de la competencia, los jugadores de estos dos equipos no podían incorporarse como refuerzos en ningún combinado del interior, hecho que llevó a los mismos jugadores a denunciar la situación a través de una carta que habría sido firmada y presentada ante las autoridades de la FEMEBAL en su momento correspondiente. En ella jugadores de ambas instituciones habrían expresado su descontento y malestar frente a esta nueva coyuntura que les impedía jugar semi-profesionalmente, algo no muy común en el handball local. A pesar de las trabas puestas desde las federaciones en esta oportunidad los dirigentes de A.A.Quilmes aseguraron que "no van a bajar los brazos". Según explicaron abiertamente "se estaría buscando una nueva fecha para disputarlo y se perseguiría el objetivo de sumar más equipos para que el evento adquiera mayor relevancia en el ambiente y por que no, la televisión". Habrá que ver como sigue esta historia de tironeos y aflojes. Por un lado el interés de los clubes en hacer algo grande justo en la fecha en que se disputan las finales de la controversial Liga Nacional. Por el otro, la oposición planteada por la cúpula dirigencial a un proyecto gestado en clubes de peso y mucha historia. La novela recién comienza, mientras algunos ya hablan de una Liga de Clubes en plena gestación, tal como una vez surgiera nada más ni nada menos que la ASOBAL española, otros prefieren aceptar la idea de un boicot por parte de estos clubes a la Liga Nacional 2007. Los dirigentes de las federaciones deberán colocar este tema como prioritario en sus agendas, sin lugar a duda, y deberán intentar resolver el conflicto lo antes posible. Deberán hacerlo con mucha delicadeza, teniendo en cuenta que su accionar puede llegar a romper el equilibrio de esta balanza que desde fines del 2006 parece tambalearse.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados