SuperHandball Magazine en MLA
LIGA DE HONOR CABALLEROS 30/3/2014

Lo que dejó la primera del Apertura

Enviar Artículoenviar artículo

s.peñaloza@superhandball.com.ar

Ayer comenzó el Apertura 2014 de LHC, la máxima categoría del handball masculino en Argentina. Más allá de lo que dejaron Ward y River en Afalp. con un sólo empate de los siete partidos jugados, el campeonato arrancó con resultados que ya son importantes.

Súper Un.Lu. superó a Cid

Con un triunfo 33-25 sobre Cid de Moreno, la primera victoria para los de San Fernando llegó luego de un partido que, al principio, parecía complicado. “Había muchas expectativas y por eso, lo chicos comenzaron nerviosos”, relató Pablo Robledo, el nuevo entrenador de Un.Lu.

“Cid nos ganaba por cuatro en los primeros diez minutos. Tuve que pedir tiempo muerto para tranquilizarlos porque querían descontar todo en un sólo ataque y había que trabajarlo. Lo pudimos empatar e irnos tres goles arriba el primer tiempo (17-14)”, comentó el técnico sobre la primera mitad del partido.

En los últimos treinta minutos, las cosas cambiaron para el conjunto de Robledo y pudieron obtener la conquista: “La segunda parte controlamos el partido con una personal sobre Guillermo De Arma y al final, le sacamos la diferencia mayor”. Y comentando por dónde pasó el dilema de Un.Lu., Pablo sentenció: “El problema lo tuvimos defensivamente porque no pudimos controlarlo a Guille, que nos complicó todo el partido”. 

Ballester sigue reinando en San Martín

Ballester se quedó con sus primeros tres puntos en este Apertura gracias al 29-22 obtenido ante Luján, su clásico rival de San Martín.“Nuestro primer tiempo fue muy bueno. Lo terminamos ganando 18-4 porque comenzamos con mucha intensidad, corriendo todo. La idea era esa: defender fuerte con una 6-0 y salir de contragolpe”, afirmó Matías Scovenna, el gran armador que tiene la sociedad alemana. 

Acerca del juego del rival y lo planteado por Elio Fernández para contrarrestarlo, prosiguió: “Luján salió con una defensa abierta y lo pudimos vulnerar jugando mucho con Mariano Canepa y penetrando lo mejor posible”.

Luego del gran goleo y la diferencia de 14 goles en el resultado, las cosas se complicaron en el segundo tiempo, aunque Ballester pudo guardar los tres puntos en casa: “En la segunda parte aflojamos bastante, no deliberadamente, sino porque ellos salieron mejor y más agresivos, lo que hizo que nosotros no podamos cerrarlo como quisiéramos”, acotó Matías.

A Quilmes le costó con el debutante

El conjunto de Christian Gull sufrió de más con Juventud Unida pero pudo ganar el encuentro por 27-26 en su visita al complicado reducto de San Miguel.

“Sabíamos que era un debut complicado porque ellos recién ascendían y venían con un envión anímico”, sostuvo Juani Truffini, de los cerveceros. Sobre el arranque, el jugador de Quilmes explicó: “El primer tiempo fue muy parejo aunque salió 17-15 para nosotros. Fue una primera mitad en donde las defensas no existieron: no le encontrábamos la vuelta para defender, mientras que en ataque estábamos prolijos”.

Con esa diferencia chica de dos goles, en el complemento, Juani observó que el conjunto progresó en los aspectos en los que venía fallando: “Mejoramos en ataque y, ambos, lo hicimos mucho en defensa, lo que hizo que el goleo sea bajo. Sin embargo, pudimos sacar una buena diferencia en el resultado, por lo que pensamos que íbamos a controlarlo. Al final se nos empezaron a venir y se pusieron a uno”.

La pólvora goleó a Defensa

SAG Polvorines pudo superar con mucha tranquilidad a los de Florencio Varela con un contundente 25-18. “El primer tiempo fue cuatro o cinco goles para nosotros, jugando de muy buena manera y muy concentrados”, analizó Matías Benedetti, pieza clave en el conjunto de Federico Besasso. 

Con varios goles de ventaja para la pólvora, Defensa no pudo conseguir la manera de poder achicar la diferencia.

En los últimos treinta minutos, las cosas se mantuvieron favorables a Polvorines: “Ya en el segundo, manejamos todo y fue más tranquilo. Pudimos hacer muchos movimientos en el banco de suplentes y rotamos las posiciones, lo que hizo que no haya tanto desgaste físico”. Y concluyó con uno de las metas a donde llegó el equipo: “Mantuvimos el arco con bajo goleo y ese fue uno de los objetivos que teníamos junto a estar bien en ataque”.

Lomas lo empató al final

En el único empate de los siete partidos que se jugaron en esta fecha, Lomas logró conseguir una igualdad en su casa ante Dorrego por 25-25.

“El primer tiempo, ellos defendieron muy abiertos y eso hizo que saquen una ventaja de dos o tres goles al comienzo. Trabajamos muy bien en las espaldas de los segundos y metimos buenas trayectorias a los intervalos, lo que hizo que podamos irnos uno arriba al entretiempo”, explicó Guillermo Milano, nuevo entrenador de Dorrego.

Por el lado del local, que lo hizo en el Polideportivo de Almirante Brown, Sergio Crevatin señaló: “Fue duro y sabíamos que iba a ser así porque estos primeros partidos siempre cuestan un poco. Por lo menos se pudo obtener un empate que, para empezar, no está mal”.

Ya en la segunda parte, el técnico del visitante, comentó sobre el final del juego: “Ellos bajaron a 6-0 y se nos complicó un poco más teniendo en cuenta que cinco de los siete jugadores de Dorrego que estaban en cancha eran Juniors. Fue empate hasta faltando cuatro minutos, cuando nos pusimos tres goles arriba. Faltando treinta segundos lo ganábamos por dos, nos quedamos con cuatro en el 40x20 y nos empataron faltando ocho segundos”.

Tanto Crevatin como Milano explicaron que el empate sirve para ambos conjuntos. “Estuvimos bien de actitud aunque hay que corregir bastantes cosas, como la pérdida de pelota que por ahí nos complicó el juego”, sostuvo el pivot, mientras que el entrenador concluyó: “Hay que destacar el sacrificio de Lomas, por un lado, y el buen juego nuestro por ser el primer partido. Necesitamos seguir y sumar puntos”.

Sedalo pinta bien

Luego de un 2013 en el que terminó en el anteúltimo puesto del Clausura, Sedalo se recuperó de la mejor manera con un gran juego ante Ferro Carril Oeste.

En un partido en el que se mantuvo casi todo el encuentro con superioridad, Sedalo pudo sumar tres puntos más que importantes para comenzar con el pie derecho. El conjunto de Pablo Stanevicius, nuevo entrenador de los de Lanús, aprovechó la gran ausencia de Hernán Poncet en Ferro para poder sacar el partido a su favor.

Luego de caer en el anterior Clausura por 27-29, Sedalo se llevó este partido con buenas actuaciones de Fernando Mau y de Lucas Moscariello.  De esta manera, el juego concluyó con un 25-23 ante un Ferro que nunca hizo pie en el encuentro.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados