SuperHandball Magazine en MLA
SUPER-4 COPA CHEVROLET 16/12/2012

Los mejores del Nacional cara a cara

Enviar Artículoenviar artículo

ignacio.juliano@superhandball.com.ar

Una vez más Ballester enfrentará a River en un partido decisivo, al igual que ocurriera en el último nacional de clubes, millonarios y diablos se verán las caras en el mundialista, hoy a partir de las 19:00 hs. en el partido televisado de la jornada (por TyC Sports).

Quilmes no pudo con el local

Se medían dos campeones reinantes. Ballester, monarca del Nacional, y Quilmes, dueño del Metropolitano. En un partido peleado y sin dueño hasta los últimos minutos, fue el rojo de José León Suárez el que terminó festejando y quien estará definiendo el Súper-4 ante River tras superar al Cervecero por 25 a 27.

Como era de esperarse, el comienzo dio un trámite de partido parejo. Con ambos equipos calentando motores y sabiendo que este tipo de encuentros se definen en los últimos instantes. El local era el que se imponía en el tablero con una ventaja de dos tantos, pero con un Quilmes respondiendo y a tiro en cada ataque.

La primera semifinal del día regaló goles de todo tipo, pero la rosca de Mariano Canepa fue sin dudas la más aplaudida. El buen manejo de Ballester, que comenzaba a perfilarse en el partido, se pronunciaba a través de los tantos del mismo Chuky, Kogovsek y Julián Souto Cueto, goleador del partido con 10 tantos.

Por su parte, Quilmes respondía de contra, resolviendo con simpleza y con el arco entre ceja y ceja. De un momento a otro, logró pasar al frente en los últimos minutos del primer tiempo. Sin embargo, Ballester logró igualar en 10 las acciones antes de la chicharra.

En la segunda etapa Ballester pudo imponerse en el partido y rompiendo con la paridad de ambos equipos se destacó la actuación de Julian Souto Cueto, quien con lanzamientos externos se encargó de poner en ventaja durante gran pasaje del encuentro a su equipo. Por el lado de Quilmes, Benjamin Testa, goleador del cervecero con 7, fue la carta ofensiva más desequilibrante.

El conjunto de Elio Fernández pudo encontrarle la vuelta al planteo del campeón metropolitano y llegó con más aire a los últimos minutos del encuentro. Leo Maciel tuvo intervenciones importantes en el arco y los goles de sus compañeros hacían que Ballester llegué con una leve ventaja al final del partido.

Sin embargo, Quilmes salió a quemar naves y pude ponerse a un tanto con pocos segundos en el reloj. El último ataque del partido fue para Ballester, que en inferioridad numérica debido a exclusiones, encontró con Kogovsek desde el extremo el 27 a 25 final.

River, el multicampeón está de nuevo

River hizo lo suyo nuevamente. Llegó a la final de un certamen. En el último partido de la jornada, el millonario venció a Sedalo por 32 a 26 y buscará defender la corona del Súper-4 ante Ballester, el actual campeón Nacional que dio la vuelta justamente ante La Banda.

En los primeros minutos del certamen ambos equipos demostraron la calidad de sus jugadores. Destellos de habilidad para definir por el lado de River con la zurda de Facundo Cangiani y toda la plasticidad de Federico Pizarro por el lado de Sedalo.

Pasados los instantes iniciales la firme defensa de Platti y Portela comenzó a dar sus frutos. Con fiereza y poco amiguismo empezaron a cerrarle el camino al conjunto de los Pizarro. El trabajo de Lima desde el centro y las buenas acciones del mismo Pablo Portela en ataque empezaron a inclinar la balanza en favor del millonario. Tal es así que ya en la primera mitad River logró sacar cuatro de ventaja para irse 16 a 12 al descanso.

En la segunda etapa River continuó manejando el partido al punto de llegar a estirar la ventaja a siete tantos. A esta altura, Sedalo no encontraba su juego y chocaba frente a una muy bien plantada defensa de River. Lucas Moscariello desde el pivot aportaba al trabajo de los Pizarro para descontar a favor de los suyos.

Desdibujado en ataque y fastidioso con los fallos de la dupla arbitral, Sedalo se alejaba en el marcador y River seguía facturando a través de Lima, el ingresado Schiaffino y los hermanos Portela. Pablo fue el goleador del partido con ocho tantos.

Sin embargo, con más amor propio que ideas claras, promediando el segundo tiempo, los de Diego Cajales lograron descontar la ventaja y se pusieron a tres goles. River entró en un bache, Lucas Schamann apareció en el arco y Sedalo despertaba de su letargo. Una contra de Nacho Pizarro pudo haber dejado a los de Lanús a dos tantos, pero una mala resolución evitó que su equipo quiebre la barrera de los tres tantos de diferencia.

Desde allí en adelante, River mantuvo la distancia de tres o cuatro tantos para, sobre los minutos finales, ampliarla a seis y quedarse con el encuentro. Mariano Castro y Juan Sebastian Vázquez le sumaron goles al ataque del millonario. Mientras que el coraje de Sedalo no encontró respuestas y terminó cediendo ante el desgaste de sus jugadores. De esta forma, River se encamina a nueva final en la que irá en busca de revancha ante Ballester.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados