SuperHandball Magazine en MLA
LA COLUMNA DE DANTE 16/1/2013

Me quedo con el coraje

Enviar Artículoenviar artículo

Dante Prina

No voy a cansarme de decirlo una y otra vez: me quedo con el coraje de estos chicos. Más allá de las derrotas con Brasil y Alemania, más allá del primer tiempo de hoy con Francia, con el coraje de este equipo por momentos alcanza. No estamos lejos, ya estamos ahí, cerca, los tenemos... si fuésemos un poco más puntillosos, si lográramos corregir esos detalles...

El equipo no aparece tanto, o mejor dicho, aparece por momentos, los que hace que el conjunto deba apoyarse en lo que puedan dar los rendimientos individuales. Tampoco, para desgracia (lo dice un arquero), está ese distinguido nivel superlativo de Schulz. Ese al que nos acostumbró Martías, esas atajadas que tuvo en Suecia, rendimiento que a la distancia, hace aún más meritorio aquella célebre actuación.

Tampoco estamos muy afilados desde los extremos. Analizando los partidos, más allá de uno u otro, la realidad es que tampoco están siendo abastecidos de la mejor manera. Para colmo de males se suman las lesiones, esa cuota de desgracia con la que acarrea esta selección.

Por momentos Argentina intenta centralizando mucho el juego, con Diego y con Sebastián, por callejones angostos, intentando vulnerar la zona central de la defensa...

Así y todo, no jugando bien, Argentina tiene ratos de esplendor. Hace falta mayor toma de conciencia y repetición de esas ráfagas. Y ojo, como siempre digo, es fácil opinar con un café en mano desde el palco de periodistas, no me olvido de lo que significa estar ahí, de la evolución que el Handball viene teniendo. Pero es inevitable, estamos a un paso y como a todos, nos come el fanatismo.

Lo de Diego es Superlativo. Contra Alemania apareció Seba, contra Montenegro y hoy ante Francia Pablo, el más chico de la trilogía. Qué familia! Pero necesitamos más, necesitamos más equipo para el compromiso del viernes. Se puede, de eso estoy seguro. Es a todo o nada, esta es nuestra gran final. Llegamos como llegamos, acá estamos, es a matar o morir.

Túnez está muy bien, es un equipo muy duro, concentrado, ellos saben lo que tienen que hacer. Magaiez es imponente en el arco... pero hoy no estuvo. Ya no estará Bonnour, afuera del mundial por lesión. Hay que ver como llegan, para ellos también es una final.

Y como ya dije en esta columna. Tienen que aparecer los arqueros, ya sea Schulz o Maciel. Deben estar a tono. Si eso ocurre habrá opción de llevarse los puntos. También tenemos que ser desequilibrantes, romper los esquemas como podemos hacer, conseguir exclusiones, porque son rudos y a veces, pegan de más. Pero hay que aprovechar cuando se es uno más en cancha. Para ganarle a Túnez no se puede perder el balón infantilmente, no se debe intentar la faja. El balón debe pesar, se necesita de toda la precisión... y por supuesto esos enormes huevos que vienen caracterizando a esta selección.

Confío en la evolución, me quedo con el coraje de estos chicos, que como siempre, le hacen partido a cualquiera.

Publicidades

Encuesta

¿Qué producto SH consumís más?
El sitio Web
El perfil de Facebook
El perfil de Twitter
El sitio Web y Facebook
El sitio Web y Twitter
Facebook y Twitter
Web, Facebook y Twitter
Votar

Ver resultados